Carod propone unos juegos olímpicos de naciones sin Estado

IVA ANGUERA DE SOJOBARCELONA. El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, propuso ayer al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, que la Generalitat

Actualizado:

IVA ANGUERA DE SOJO

BARCELONA. El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, propuso ayer al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogge, que la Generalitat organice unos «Juegos de Países Deportivos Europeos» que den cobijo a las selecciones deportivas de naciones sin Estado o de regiones europeas. Apadrinado por el ex presidente del COI Juan Antonio Samaranch, Carod-Rovira presentó este proyecto para dar cobijo a los 53 «países deportivos» que tienen federaciones deportivas reconocidas por las principales federaciones deportivas.

Se trata tanto de naciones sin Estado como de regiones o ex colonias como Escocia, Alaska, Gibraltar, Kosovo, Quebec, el Tirol, Zanzíbar, Macao, Flandes o la Guayana Francesa, además de Cataluña y el País Vasco. La propuesta, aceptada inicialmente por Rogge puesto que no lo impulsa el COI, sino la Generalitat, fue presentada previamente ante el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, tal y como advirtió ayer el presidente de la Generalitat, José Montilla. Aunque, como reconocieron fuentes del Gobierno catalán, Lissavetzky no ha dado su apoyo a la iniciativa.

El objetivo de la Generalitat es cerrar, con esta propuesta, el debate sobre el reconocimiento internacional de las selecciones deportivas catalanas «dentro del actual marco de la legalidad internacional», tal y como destacó Montilla, quien recordó que en 1996 el COI cambió sus estatutos para especificar que sólo participarán en sus competiciones las selecciones deportivas de estados reconocidos por Naciones Unidas, lo que excluye a todos estos «países deportivos», trece de los cuales han sido reconocidos por el COI -Aruba, Bermudas, Islas Caymán, Islas Cook, Guam, Hong Kong, Antillas Holandesas, Palestina, Puerto Rico, Samoa, Taiwán y las Islas Vírgenes -. El Gobierno catalán confía en poner en marcha el proyecto esta legislatura, de modo que los primeros juegos de países deportivos no soberanos tengan lugar en los próximos cuatro años en Cataluña.

Carod consiguió además el apoyo de Rogge a otras dos propuestas de la Generalitat: cofinanciar ayudas para que deportistas de países en vías de desarrollo puedan entrenarse en centros de alto rendimiento como el CAR-Sant Cugat (Barcelona) y la celebración en Barcelona de un Congreso sobre deporte escolar. Rogge no quiso comprometerse, sin embargo, con la petición de que la Generalitat pueda participar en el XII Congreso Deporte para todos, organizado por el COI.