Carles Lalueza «Por 50.000 dólares ya puedes obtener tu genoma»

Investigador del Instituto de Biología EvolutivaBlanca TorquemadaAntonio AstorgaVirginia Ródenas-Han descifrado el genoma completo de los neanderthales.-Lo vamos a presentar esta primavera.-Resulta

Actualizado:

Investigador del Instituto de Biología Evolutiva

Blanca Torquemada

Antonio Astorga

Virginia Ródenas

-Han descifrado el genoma completo de los neanderthales.

-Lo vamos a presentar esta primavera.

-Resulta que eran pelirrojos.

-¡Al menos algunos!

-Y que tenían lenguaje... ¿Elaborado?

-Eso no se puede decir. El gen que hemos recuperado es un gen basal que es importante en la estructuración evolutiva del lenguaje. Pero no podemos saber si los genes que activa este gen eran idénticos en los neanderthales.

-Si hubieran sido tan despiertos habrían dejado más elevados vestigios culturales.

-Bueno, la cultura es algo que se arrastra. Si a nosotros nos pusieran en una isla nuestra cultura caería a la nada. Un neanderthal es otra forma de ser humano, y aunque puede que fuera en algunos aspectos esenciales a muy diferente a nosotros, yo creo que si hoy a uno de ellos se le insertara en una escuela de primaria acabaría siendo muy parecido a cualquiera...

-Volvamos al presente. ¿Estamos al borde de una revolución genómica?

-Sí. Ha habido un salto cualitativo y cuantitativo y estamos efectivamente en el umbral de la era de la genómica personalizada. Cada persona con un poder adquisitivo medio será capaz de tener su información genómica, pues ahora es mucho más asequible que en 2007, cuando se publicó el primer genoma personalizado, que fue el de Craig Venter y que costó dos millones de dólares.

-Un pico. ¿Ahora cuánto vale?

-El último que se ha publicado en 2009 es el de un individuo africano y ha costado 50.000 dólares.

-¿Y qué aplicaciones prácticas tiene?

-Hay varios aspectos. Por un lado está la medicina preventiva. La posibilidad de tener la información de la tendencia a padecer una enfermedad representa un cambio cualitativo, pues es mejor y más barato prevenir que tratar. Otro aspecto es el relacionado con la farmacogenómica personalizada, a medida del «background» genético de cada uno. En función de eso, el tratamiento será diferente.

-¿No es demasiado peso cargar con la hoja de ruta de nuestras futuras enfermedades?

-Si tienes el BRCA1, que es la variante del cáncer de mama, has de saberlo. Ahora bien, si se trata de una información sobre genes que dan predisposición al alzheimer, lo lógico es que no desees tener esta información porque no se puede hacer nada. De hecho en el genoma de James Watson, el segundo personalizado que se hizo, él pidió que se borrase esa sección.

-¿Para qué más sirve el mapa de genes?

-Para búsqueda de la ancestralidad y averiguar dónde se encuentran tus raíces, lo que también llamanos «genómica recreativa». Ya hay empresas en Estados Unidos que por 500 dólares te «genotipan» un millón de marcadores y ofrecen un «pack» de salud y otro de ancestralidad.

-¿Qué me dice de su uso frente al crimen, al estilo CSI?

-Ésa es su aplicación de tipo forense. Hasta ahora se ha utilizado la información genética para paternidades o identificación de individuos, pero a medida que esta información genómica crezca será posible crear retratos robot de sospechosos. Habrá información real del aspecto de ese individuo (color de piel, ojos, cabello) y si viene del este de Europa o del norte de África.

-No deja de sonar aterrador tanto determinismo.

-Casi todo va modulado ambientalmente,no es inamovible. En Estados Unidos se ha intentado poner como disculpa de asesinatos la tendencia genética a la agresividad y no ha colado. Cada quien es responsable de sus actos.