El caos se apodera de Bruselas

Bruselas es una ciudad paralizada donde manda el sonido de las ambulancias. No hay transporte, ni metro,...

Actualizado:

Bruselas es una ciudad paralizada donde manda el sonido de las ambulancias. No hay transporte, ni metro, ni autobuses, ni tranvías ni aviones, tampoco trenes. El corazón de Europa sitiado. Ésta es la  principal arteria de la ciudad cerca del metro donde ha estallado una de las bombas, muy cerca del corazón de las instituciones europeas. Al caos contribuye la cadena de alarmas sobre posibles paquetes bomba a lo largo de toda la ciudad. Las autoridades han decidido evacuar el Palacio Real Belga, en pleno centro de la ciudad, también  el edificio más alto de Bruselas al encontrar dos paquetes sospechosos en el aparcamiento. El llamamiento de las autoridades era claro esta mañana: que nadie se mueva de dónde está, que los niños se queden en los colegios y en las oficinas quienes estén trabajando. Eran muchos los peatones que intentaban contactar con sus familia pero era imposible. Las líneas colapsadas en medio del caos mientras las ambulancias, el ejército y la policía  toman las calles. Despliegue absoluto para intentar detener a los autores de los atentados mientras la ciudad echa el cerrojo, colegios, oficinas, museos todo cerrado a la espera de que poco a poco vaya desapareciendo la confusión y el miedo.