Los cambios estatutarios darán un vuelco al actual modelo autonómico

J. L. L./
Actualizado:

MADRID. Las reformas estatutarias anunciadas por un amplio número de Comunidades y la reforma del modelo de financiación que ha prometido Zapatero van a dar un vuelco al modelo autonómico, pese a la herencia que deja el PP de haber convertido España en uno de los países más descentralizados del mundo. La principal preocupación de Sevilla será frenar la «voracidad» de los socios nacionalistas del PSOE, de manera que ninguna reforma sobrepase el límite constitucional. La reforma del Senado, la articulación de las Agencias Tributarias autonómicas y, sobre todo, poner freno al plan Ibarretxe serán otros retos no menores para Jordi Sevilla.