Las cámaras de seguridad ponen de manifiesto las técnicas de los cacos

Las cámaras de seguridad dejan poca intimidad a los amigos de lo ajeno. Es el caso de un detenido...

Actualizado:

Las cámaras de seguridad dejan poca intimidad a los amigos de lo ajeno. Es el caso de un detenido en Barcelona que abría las máquinas de cambio de lavanderías automáticas utilizando una sierra eléctrica. Más curioso aún es la historia de una camarera que, tras perder su móvil, observó en las cámaras de seguridad la razón del extravío. Un joven que entró al establecimiento en busca de cambio se lo había sustraído utilizando artes propias de un "trilero".-Redacción-