La Cámara de Guipúzcoa pide a Francia que esclarezca la muerte de Anza

I. REYERO | BILBAO
Actualizado:

Las Juntas Generales de Guipúzcoa exigieron ayer al Gobierno de Nicolas Sarkozy la apertura de una investigación «independiente», integrada por organismos como Amnistía Internacional o Human Right Watch, para el esclarecimiento de los «puntos negros» que, en su opinión, rodean la muerte del etarra Jon Anza, cuyo cadáver fue descubierto en una morgue de Toulouse (Francia) once meses después de su fallecimiento. En una iniciativa apoyada ayer por Aralar, PNV, EB y Alkarbide, la Cámara guipuzcoana reclamó al Ejecutivo galo que «depure responsabilidades» entre las personas e instituciones que hayan tenido alguna relación con la desaparición y deslocalización del cadáver del miembro de ETA. Según las formaciones nacionalsitas representadas en la Cámara provincial, existe la «necesidad» de «aclarar este caso» para que «el Estado recobre un mínimo de credibilidad en su política antiterrorista».

Socialistas y populares rechazaron la propuesta, enmarcada, según denunciaron, en una «estrategia de desprestigio» de las instituciones franco-españolas.