Una cama para seis

Ocho meses después del shock, Génova vislumbra un punto de euforia tras lo sucedido en Andalucía

Manuel Marín
Actualizado:

«Si era complicado repartir la cama entre cuatro, imagínate entre seis». Esta reflexión procedente del PP tras la clausura de su convención «refundacional» demuestra la incertidumbre que se ha instalado en todos los partidos ante las elecciones municipales, autonómicas y europeas de mayo. Con Íñigo Errejón y Santiago Abascal como los nuevos invitados a esta «orgía» política, se va a acentuar la italianización de nuestros parlamentos y consistorios y se van a complicar aún más las alianzas.

La política se ha convertido en una inmensa paradoja. Aumenta el riesgo de vetos mutuos entre partidos y liderazgos, se incrementa la polarización por bloques ideológicos, se destierra la centralidad porque la moderación necesita escorarse en posturas y equilibrios imposibles, y los efectos

Manuel MarínManuel MarínAdjunto al DirectorManuel Marín