Los cabecillas del eje bolivariano dan la espalda a la cumbre con América
El presidente venezolano, Hugo Chávez, llevó su programa «Aló Presidente» hasta una tienda de alimentación / REUTERS

Los cabecillas del eje bolivariano dan la espalda a la cumbre con América

Castro y Chávez no estarán en Madrid, después de que España cediera al chantaje para que Lobo no estuviera en la reunión

LUIS AYLLÓN I COMILLAS (CANTABRIA)
Actualizado:

La Cumbre entre la Unión Europea y México celebrada ayer en la localidad cántabra de Comillas abrió unas jornadas en las que se desplegarán las relaciones entre los Veintisiete y los países de América Latina y Caribe. En total serán siete cumbres, en las que la presidencia española querría sacar como principales resultados el relanzamiento de las negociaciones entre la UE y Mercosur y un acuerdo con el bloque centroamericano, además de la firma, ya prevista, de los acuerdos de libre comercio con Colombia y Perú.

La cita principal será mañana, día 18, entre la UE y América Latina, con participación de más de 60 países, aunque los cabecillas del eje bolivariano y de izquierda del subcontinente no estarán presentes. A la esperada ausencia del presidente cubano, Raúl Castro, se unió a última hora la del venezolano, Hugo Chávez, por motivos que no han sido suficientemente explicados. Tampoco el presidente uruguayo, José Mujica, ha viajado a España, en este caso por motivos de salud.

La ausencia de Chávez llama especialmente la atención, porque fue uno de los que de manera más entusiasta secundó al presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, en la amenaza de boicot a la cumbre si a la misma asistía el presidente de Honduras, Porfirio Lobo. Éste salvó la cita de Madrid limitando su presencia a la cumbre UE-Centroamérica del miércoles, día 19, lo cual supuso un gran alivio para el Gobierno español, que veía como se ponía en peligro una nueva cumbre, después de que se cancelara la anunciada con Estados Unidos.

Lo cierto es que, finalmente, la presidencia española podrá celebrar la cumbre y, previsiblemente, un día antes podrá anunciar, al menos formalmente, la reanudación de las negociaciones con Mercosur, a pesar de que ocho países, con Francia a la cabeza consideran que no es el momento adecuado porque los intereses agrícolas europeos se verían perjudicados. De igual modo, España confía en que se cierren las negociaciones para un acuerdo de asociación entre la UE y Centroamérica, antes de la cumbre del miércoles.

La celebración de estas citas ha provocado también una serie de movimientos paralelos o alternativos para estos días en Madrid. Por un lado, la Fundación FAES, del PP, ofrecerá hoy un homenaje a los disidentes anticastristas, en el que el principal orador será el ex presidente del Gobierno José María Aznar.

Stone, el vate bolivariano

Por otro, hay convocada una denominada «Cumbre de los Pueblos», organizada por el Foro Enlanzando Alternativas, que asegura querer «desenmascarar a la Europa del capital», para lo que, sobre el programa, contará con la presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales. Morales también es uno de los protagonistas del documental «South of the border», que será presentado en Madrid, y en el que el cineasta Oliver Stone -que ya elogió con arrobo y entrega al Fidel Castro, último dictador de América- hace lo propio con ocho presidentes iberoamericanos, la mayoría del frente bolivariano.