Javier Solana, ayer, saluda al ministro de Defensa, Antonio Martino. Ap

Bush pide a la UE un procedimiento rápido de extradición de terroristas

El presidente Bush ha enviado una carta a la UE en la que propone 47 medidas con las que Europa puede ayudar a EE.UU. a combatir el terrorismo. Plantea un procedimiento rápido de extradición y la posibilidad de que Washington se beneficie del espacio judicial y policial común europeo. La existencia de la pena de muerte en EE.UU., sin embargo, se alza como un difícil obstáculo.

BRUSELAS. Alberto Sotillo, corresponsal
Actualizado:

El presidente Bush ha enviado una carta a la UE en la que propone 47 medidas con las que Europa puede ayudar a EE.UU. a combatir el terrorismo. Plantea un procedimiento rápido de extradición y la posibilidad de que Washington se beneficie del espacio judicial y policial común europeo. La existencia de la pena de muerte en EE.UU., sin embargo, se alza como difícil obstáculo para tal colaboración.

Después de que, en nombre de la presidencia de la UE, el primer ministro belga, Guy Verhofstadt, preguntase a Bush qué puede hacer Europa para ayudar a EE.UU. en su lucha contra el terrorismo, el presidente norteamericano ha enviado una carta al jefe del Gobierno belga y al presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, con una exhaustiva relación de propuestas que ha sorprendido a algunos por su ambición. De forma sumaria, Bush pide que Europa aplique en sus relaciones con EE.UU. las mismas medidas que están siendo negociadas en la actualidad por los Quince para la desaparición de las fronteras en la lucha contra el crimen. La existencia de la pena de muerte al otro lado del Atlántico, sin embargo, se alza como peliagudo impedimento para las propuestas de mayor calado.

Por ejemplo, Bush pide un procedimiento rápido de extradición; en concreto, propone una revisión de la actual regulación para «eliminar las discriminaciones en las relaciones con terceros países». Pero la legislación de la mayoría de los Estados europeos impide la extradición de un sospechoso a otro país en el que se le pudiera aplicar la pena de muerte. Es decir, que si Bin Laden es atrapado en Europa, no podría ser extraditado a otro Estado en el que tuviera una alta posibilidad de que se le aplicase una inyección letal.

LÍDER KURDO

Fuentes de la Comisión Europea, sin embargo, recuerdan que Italia se las arregló para extraditar a Turquía al líder del Partido Kurdo de los Trabajadores, Abdulá Ocalam, con la promesa de que no se le fusilaría. Y sugieren que un acuerdo en esta dirección podría facilitar las cosas. El propio Reino Unido no ha eliminado la pena de muerte, sino que se ha comprometido a no aplicarla.

En su carta Bush pide también que autoridades policiales y judiciales de EE.UU. puedan tratar directamente con policías y magistrados europeos, compartir información sobre actividades financieras de terroristas, un acceso rápido a informes judiciales sobre la base de un acuerdo de asistencia legal mutua, procedimientos coordinados en el control de fronteras y la revisión de la legislación sobre protección de datos para combatir el terrorismo en Internet. En definitiva, el presidente norteamericano propone que su país acceda al espacio judicial y policial común que la Unión quiere poner en pie.

El portavoz de Antonio Vittorino, comisario de Justicia e Interior, cree que lo mejor que puede hacer la UE para mejorar su cooperación con EE.UU. es llegar primero a un acuerdo sobre las medidas que negocia en la actualidad. Una vez perfilado ese espacio único de libertad y seguridad en Europa, la colaboración sería más fluida. La normativa de los Quince no adolecería de sus actuales contradicciones internas y Europol contaría con mayor margen de maniobra para tratar con las autoridades norteamericanas.

COOPERACIÓN JUDICIAL Y POLICIAL

Al margen del problema común que plantea la aplicación de la pena de muerte, las propuestas de Bush están en línea con las defendidas habitualmente por España. Sin embargo, el plan del jefe de la Casa Blanca sí suscita recelos en otros países, que, si ya miran con reticencias algunas propuestas para los propios socios del club, más difícil ven su aplicación en sus relaciones con EE.UU. El plan de Bush, además, va más allá de la cooperación judicial y policial. Propone evitar divisiones en la ONU a la hora de definir el terrorismo, coordinar las medidas de seguridad aérea, ayudar a Rusia en el control de materiales químicos, biológicos y nucleares, velar para que Chipre y Malta hagan un control eficaz de sus exportaciones y otras varias medidas económicas y diplomáticas. A la vista de la amplitud de las propuestas, la Comisión no se plantea limitarse a escribir una carta de respuesta, sino abordar las propuestas capítulo a capítulo en el marco de las relaciones transatlánticas.