El último bulo del independentismo: vinculan la extradición de Puigdemont a la compra de 50 Eurofighter

Los separatistas catalanes han encontrado la justificación de la para ellos «inexplicable» decisión de la Fiscalía alemana

Corresponsal en BerlínActualizado:

Los separatistas catalanes creen haber encontrado la justificación de la para ellos «inexplicable» decisión de la Fiscalía de Schleswig-Holstein y la encargada de explicarla en voz alta ha sido la delegada de Cataluña en Alemania hasta la aplicación del 155, Marie Kapretz, que en una entrevista concedida este miércoles a la radiopública alemana «Deutschland Funk» ha sugerido que Alemania entregaría a Puigdemont a cambio de que España abra la puerta a la compra de 50 aviones Eurofighter.

«La prensa ha publicado en los últimos días que España ha cerrado un acuerdo de venta de armas, ha abierto la puerta a la compra de 50 aviones Eurofighter. Justo la semana pasada se cerró el acuerdo y eso deja un regusto, en la prensa, que lleva a la gente a pensar que coincide en el tiempo con la decisión de la Fiscalía. Se sabe cómo funciona la justicia en España y la gente piensa que la que justicia en Alemania funciona también así», ha deslizado Kapretz, «yo creo que la Justicia alemana es neutral, pero es bueno tener estas cosas en la recámara».

Kapretz se refiere a informaciones publicadas por «Nació Digital», citando un artículo del portal especializado Infodefensa, que aseguran que «el Estado español está dispuesto a comprar con Alemania como socio hasta 50 aviones de combate Eurofighter», aunque no se refiere a que la compra de los cazas sea efectuada como pago por la extradición de Puigdemont.

Kapretz añade por su parte que el gobierno alemán está cometiendo un error al no implicarse políticamente en el conflicto de Cataluña. «Deben buscarse soluciones políticas, también aquí», advierte, «aun en el caso de que Puigdemint sea finalmente extraditado, eso no parará a los dos millones de catalanes que desean la independencia. Lo han elegido y no se les va a disuadir tan fácilmente».

Contrariamente al silencio de la Embajada de España en Berlín, que se atiene a un estricto respeto al trabajo de los tribunales alemanes y no hace comentarios sobre el caso, Kapretz se prodiga en entrevistas en las que denuncia que «la separación de poderes en España deja mucho que desear», como dijo en la publicada recientemente por el diario «Die Welt».