Estudian la evolución de Miguel Boyer en las primeras horas tras la intervención - abc

Miguel Boyer sigue en la UVI tras su operación, pero su evolución es satisfactoria

El exministro de Economía y Hacienda con Felipe González se encuentra ingresado en la Clínica Ruber desde el lunes por la noche cuando sufrió una hermorragia cerebral. Ayer se le practicó una craneotomía y una evacuación del hematoma

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El exministro Miguel Boyer sigue en la UVI de la Clínica madrileña Ruber, situada en la calle Juan Bravo de la capital, tras haber sido intervenido ayer por la tarde. El lunes noche fue ingresado, según fuentes médicas, en el centro sanitario después de que sufriese un derrame cerebral.

El marido de Isabel Preysler se sometió a una delicada operación quirúrgica, después de la cual se sigue vigilante su evolución dentro de la UVI. En el primer parte médico dado a conocer este miércoles por la mañana, la Clínica dice que el exministro evoluciona satisfactoriamente, aunque permanece en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

"Tanto la intervención como la evolución inicial se han desarrollado de forma muy satisfactoria dentro de la prudencia que exige la gravedad del proceso", según el doctor de la unidad de neurocirugía Pedro Mata, que ha leído un comunicado por deseo de la familia. Mata explicó que los facultativos consideran que Boyer permanecerá varios días en la UCI. Añadió que el exministro ingresó en la Clínica Ruber en la madrugada del lunes después de sufrir una hemorragia cerebral. Ante su evolución desfavorable, el equipo facultativo decidió intervenirlo quirúrgicamente y se le practicó una craneotomía y una evacuación del hematoma intraparenquimatoso.

Nacido en la localidad francesa de San Juan de Luz en febrero de 1939, Miguel Boyer fue ministro de Economía y Hacienda entre 1982 y 1985, en el primer Gobierno socialista de Felipe González. Presidente de varias empresas, como la Compañía Logística de Hidrocrarburos (CLH), su matrimonio con Isabel Preysler le colocó también en las portadas de las revistas del corazón, por lo que a las puertas de la Clínica se agolpan numerosos "paparazzi" e informadores.