Bono viaja a Afganistán junto a diplomáticos y expertos en identificación para agilizar los trámites de repatriación

EFE/Madrid
Actualizado:

El ministro de Defensa, José Bono, partió hoy a las 20:20 horas hacia Afganistán desde la base de Torrejón acompañado de un equipo de investigación en accidentes aéreos, expertos en identificación y jurídicos militares para tramitar la repatriación de los 17 militares fallecidos en un accidente.

Un Airbus del grupo 45 del Ejército del Aire transporta a Bono que viaja además con el Jefe del Estado Mayor del Ejército, José Antonio García González, y el jefe del gabinete técnico del ministro, general Miguel Lens.

Acompañan al ministro un grupo de 10 guardias civiles, con un capitán al frente, expertos en ADN, necroidentificación y huellas dactilares, informaron a Efe fuentes de la Guardia Civil.

Además, viajan con Bono el representante diplomático de España en Afganistán, José Turpín, y el encargado de la Oficina de emergencias consulares, Francisco Ochoa, para agilizar los trámites de repatriación de los fallecidos.

La aeronave aterrizará en la ciudad de Manás (Kirguizistán), donde la delegación de Defensa tomará un avión Hércules del Ejército del Aire para trasladarse a Herat, al oeste de Afganistán.

Por ese motivo, el Ministerio desplazará otro aparato Hércules del Ala 31 con base en Zaragoza, para reforzar el destacamento aéreo español en Manás, informaron a Efe fuentes de Defensa.

Bono anticipó los preparativos del viaje en una comparecencia de prensa en la sede del ministerio en la que dio cuenta de los datos que se han recabado hasta el momento sobre el accidente, en el que perdieron la vida diecisiete militares españoles al estrellarse el avión en el que viajaban al sur de Herat, en el oeste de Afganistán.

Esta será la primera ocasión en la que se aplicará el protocolo que regula la recuperación, identificación, traslado e inhumación de los restos mortales de los miembros de las Fuerzas Armadas, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía fallecidos en operaciones fuera del territorio nacional.

La norma fue aprobada por el Consejo de Ministros el 30 de diciembre de 2004 y fue publicada en el Boletín Oficial del Estado el 19 de enero de 2005. El viaje que esta tarde emprendió el ministro de Defensa a Afganistán es el segundo que realiza en quince días, después de que el pasado 1 de agosto se desplazara a las localidades de Herat y Qala-i-Naw, al oeste del país, para visitar a las tropas españolas desplegadas en esta zona.

En Qala-i-Naw se encuentra el Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) bajo mando español, cuya base "General Urrutia" está ya plenamente operativa con unos 126 efectivos de la Brigada de Cazadores de Montaña con sede en Jaca (Huesca) y Pamplona.

Herat es la zona donde está instalada la Base de Apoyo Avanzado (FSB) liderada por España y en la que ya están operativos unos 850 militares entre los que se integran 500 efectivos de la Brigada Ligera Aerotransportable (BRILAT) que velará durante 90 días por la seguridad de la zona ante las elecciones que se celebrarán el próximo 18 de septiembre. Estrecha colaboración con Exteriores Fuentes diplomáticas informaron por medio de un comunicado de que el Ministerio de Asuntos Exteriores se ha mantenido en "estrecha coordinación" con el de Defensa para facilitar la repatriación de los restos mortales de los militares.

En el mismo comunicado, el Ministerio de Exteriores expresó su "dolor" ante la muerte de los militares "en cumplimiento de su misión de apoyo al proceso de reconstrucción y transición política", y ofreció "su plena solidaridad" a los familiares de las víctimas.

Las fuentes precisaron que, a lo largo de toda la jornada, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, ha recibido las condolencias y mensajes de solidaridad de los secretarios generales de Naciones Unidas y de la OTAN, Koffi Annan y Jaap de Hoop Scheffer, respectivamente, y la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, entre otros.

Entre las llamadas recibidas por Moratinos también destaca la del ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Philippe Douste-Blazy, a quien el jefe de la diplomacia española transmitió sus condolencias por la muerte de 153 ciudadanos franceses en un accidente de avión en Venezuela.

Luto

El Gobierno decretará dos días de luto oficial una vez que se produzca la repatriación de los cadáveres de los 17 militares españoles fallecidos esta mañana en Afganistán al estrellarse el helicóptero en el que viajaban, según informaron a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

La identificación de los cadáveres comenzará cuando llegue el equipo de forenses que está a punto de salir de la base aérea de Torrejón, junto con el ministro de Defensa, José Bono, con el fin de realizar las tareas de identificación y repatriación de los cuerpos.