José Bono, expresidente de Castilla-La Mancha
José Bono, expresidente de Castilla-La Mancha - EFE

Bono solicita renunciar a sus privilegios como expresidente autonómico

Page abordará el tema en la ley de reforma de la Ley del Gobierno

«El problema de la seguridad yo lo sometería al planteamiento del Ministerio del Interior»

EFE
ToledoActualizado:

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha desvelado que el expresidente autonómico José Bono le remitió hace meses un escrito en el que renuncia a los privilegios que le corresponden por haber sido presidente, si bien ha dicho que ese tema se abordará en la ley de reforma de la Ley del Gobierno.

En un desayuno informativo organizado por el periódico digital «encastillalamancha.es», el presidente autonómico ha sido preguntado por la postura que defenderá mañana el grupo socialista en el pleno de las Cortes, en el que se votará la toma en consideración de dos proposiciones de ley, del PP y de Podemos, relativas a eliminar los privilegios de los expresidentes del Gobierno regional, que de hecho solo afectan a Bono.

«Bono renunció y le he pedido que no renuncie. Él lo ha planteado y de acuerdo con él se va a tramitar esa solicitud»

Precisamente ha informado de que Bono le remitió un escrito hace unos meses, antes del inicio de la legislatura, en el que renunciaba a los privilegios, si bien ha explicado que él le planteó que esta circunstancia se abordará en la ley de reforma de la ley del gobierno.

«Bono renunció y le he pedido que no renuncie. Él lo ha planteado y de acuerdo con él se va a tramitar esa solicitud, de manera que el problema de fondo está resuelto, porque Bono no quiere tener una situación privilegiada, pero tengo la responsabilidad de mantener el rigor en el debate político», ha afirmado García-Page.

Asimismo, ha advertido de que es «muy fácil hacer demagogia y populismo» y ha considerado que las iniciativas presentadas a pleno, en el caso del PP y de la expresidenta María Dolores de Cospedal «significa rencor, y en el caso de Podemos, populismo».

«La seguridad yo lo sometería al planteamiento del Ministerio del Interior»

Sin embargo, se ha mostrado dispuesto a hablar del estatus del presidente, del estatus de los parlamentarios y del de los grupos parlamentarios, ya que «hay muchas de las que hablar».

En el caso concreto de los privilegios de los expresidentes, ha propuesto abordarlos en el marco de la ley de la reforma del gobierno y alcanzar un acuerdo, aunque ha advertido de que hay un tema del que no se va a «apear nunca», que es el relativo a la seguridad.

«Tener un teléfono o un cuartucho no tiene mayor trascendencia, pero el problema de la seguridad yo lo sometería al planteamiento del Ministerio del Interior», ha aseverado García-Page, quien ha dicho que tiene la «responsabilidad de velar» por sus antecesores, «entre ellos, Cospedal», ha apostillado.