Bono concibe la Presidencia del Congreso como «un punto de término» en su carrera

MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente del Congreso, José Bono, aseguró hoy que concibe su actual puesto institucional como un "punto de término" en su carrera política, dando así a entender que pondrá fin a la misma una vez que abandone esta responsabilidad.

Bono realizó esta afirmación en los Desayunos Informativos organizados por Europa Press, en los que recordó que el próximo mes de diciembre cumplirá 58 años, lo que le lleva a afirmar, "con más fuerza que en otras ocasiones", que, "como en los antiguos juzgados, que los había de término y de asenso", para él su tarea actual es "un punto de término".

Además, aprovechó para subrayar que la Presidencia de la Cámara Baja es una de las responsabilidades "más honrosas que puede tener un político español en la democracia". "Me siento muy honrado y agradecido", apostilló.

El político socialista admitió que cuando dejó el Ministerio de Defensa creyó que abandonaba "la primera línea política para siempre". Sin embargo, comentó que cambió su decisión cuando el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le ofreció ser diputado para después proponerle como presidente de la Cámara, una propuesta ante la que se sintió "extraordinariamente honrado" y que le hizo reconsiderar su vuelta a la política activa.

"Puesto que mi partida de nacimiento sigue siendo la que es y mi residencia sigue siendo la misma, sería imperdonable ser candidato a la Alcaldía de una ciudad en la que no vivo", defendió.

José Bono se ha visto estos días envuelto por la polémica. Tras el episodio de la placa de la Madre Maravillas de Jesús, que dejó en el presidente del Congreso un amargo sabor de boca, se centró en la organización de los actos que se llevarán a cabo la semana que viene para conmemorar el XXX aniversario de la Constitución española, y donde él será el anfitrión.