Los bomberos siguen sin controlar el incendio de Alicante

A las dos de la tarde se iniciaba el fuego en un barranco de Beneixama, Alicante. Una zona de...

Actualizado:

A las dos de la tarde se iniciaba el fuego en un barranco de Beneixama, Alicante. Una zona de difícil acceso con mucha maleza y vegetación, por lo que en tan solo unas horas lo que empezó con unas llamas se convirtió en un incendio descontrolado cerca del paraje de la Solana. Cientos de efectivos terrestres empezaron a trabajar en la zona y a ellos se sumaron diecisiete medios aéreos que sobrevolaban el incendio y descargan agua una y otra vez. Pero las tareas se vieron afectadas por tres factores: la altas temperaturas, la baja humedad y el viento, así que no pudieron controlar las llamas y han tenido que continuar con la extinción durante toda la noche. A pesar del descenso térmico todavía no han conseguido controlar las llamas y hoy seguirán trabajando durante todo el día. Hay ya casi 900 hectáreas calcinadas y 84 vecinos desalojados de sus casas por precaución.