José Blanco. Reuters
José Blanco. Reuters

Blanco quiere «priorizar» las obras públicas que ayuden a salir de la crisis

SERVIMEDIA | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El nuevo ministro de Fomento, José Blanco, ofreció hoy diálogo a las comunidades autónomas para "priorizar" las obras de infraestructuras a realizar en los próximos años, ya que "todas no se pueden hacer simultáneamente" y prefiere primar el gasto que ayude a salir antes de la crisis.

En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Servimedia, Blanco aseguró que quiere "ir lo más rápido" que se pueda en la ejecución de infraestructuras, aunque advirtió de que "no se pueden saltar procedimientos" en su aprobación.

Blanco abogó por "priorizar" aquellas obras de infraestructuas que sean "más importante para el progreso", que permitan "crear empleo", que ayuden a "la salida de la crisis" y que contribuyan a "luchar contra el cambio climático". "Podemos establecer mecanismos para priorizar la inversión pública. No se trata de gastar por gastar, sino de gastar allí donde los territorios y las personas se vean favorecidas", dijo. A su juicio, el "momento de dificultad" que atraviesa España en estos momentos hace necesario introducir "más ritmo a la acción de gobierno" con el fin de "anticipar la salida de la crisis y prepararnos para el futuro".

Blanco calificó de "muy brillante" el balance de su antecesora en el Ministerio de Fomento, Magdalena Álvarez, a la que la elogió por haber establecido una "clara planificación" a través del plan estratégico de infraestructuras.

Respecto a las principales obras de infraestructura que tendrá que llevar a cabo como ministro de Fomento, Blanco se comprometió a hacer "todos los esfuerzos" para que la Alta Velocidad llegue a la Comunidad Valenciana en 2010. También prometió "acelerar al máximo" el proyecto del AVE a Galicia, aunque precisó que los compromisos se fijarán en colaboración con el futuro presidente de la Xunta, el popular Alberto Núñez Feijóo. Blanco, que se refirió a Galicia como su "pasión" y lamentó que el norte del país siempre ha estado "discriminado" en infraestructuras, explicó que hay que fijar "los compromisos, las prioridades y los intereses" de esta comunidad en materia de obras públicas.

Respecto a Cataluña, el ministro de Fomento aseguró que se está "cerca" de traspasar las competencias de Cercanías a la Generalitat e incluso anunció que ayer mismo pudo concretar el asunto con el vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, con el objetivo de entregar estas competencias a la comunidad "en meses".

Sobre la Comunidad de Madrid, Blanco negó que el Gobierno de España no haya invertido ni un euro en esta región, como sostiene la popular Esperanza Aguirre. Aseguró que hay una "importante inversión" que podrá comprobarse dentro de pocas fechas con la inauguración de nuevas infraestructuras.

Finalmente, Blanco confesó que el presidente del Gobierno le llamó a La Moncloa "a mediados de marzo" para contarle sus planes de remodelación del Gobierno y ofrecerle el puesto de ministro de Fomento por sus "cualidades" personales.