Joseba Asirón, alcalde de Pamplona
Joseba Asirón, alcalde de Pamplona - EFE

Bildu retira al Ejército del callejero de Pamplona

Una de las arterias de la capital foral pasará a llamarse avenida de Catalina de Foix, la última reina de Navarra

Pamplona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Bildu continúa su cruzada contra todo lo que suene a español. Así, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, perteneciente a la coalición abertzale ha anunciado este lunes que suprimirá la denominación de una de las arterias de la ciudad, la avenida del Ejército. A partir de ahora pasará a llamarse avenida de Catalina de Foix, nombre de la última reina de Navarra.

Al ser uno de los ejes este-oeste de la ciudad y vía esencial para acceder al centro de Pamplona, la avenida del Ejército era una de las calles más utilizadas y conocidas de la ciudad. Sin embargo, el hecho de que su nomenclatura haga homenaje al Ejército español no era del gusto de los abertzales, así que el alcalde, que es quien tiene la potestad para las denominaciones de las calles, ha decidido prescindir de esta referencia a una de las instituciones más valoradas por los españoles.

La avenida del Ejército se llama así porque se sitúa en unos terrenos que pertenecientes a este estamento y que fueron cedidos a la ciudad junto con la anexa Ciudadela de Pamplona. Por su parte, la nueva denominación hace referencia a Catalina de Foix, la última reina de Navarra y que tuvo que irse a Francia con la llegada de las tropas de Fernando el Católico en 1512.

Rechazo a la decisión

Nada más conocerse esta decisión, anunciada en la Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Pamplona, ya se han registrado las primeras críticas. El anterior alcalde de Pamplona y portavoz de UPN, Enrique Maya, ha tachado esta decisión de «irresponsable, malintencionada, sectaria y divisora». El máximo representante de la oposición ha recordado que «los ataques al Ejército de nuestro país han sido una constante de ETA-Batasuna desde sus inicios, intentando su expulsión de nuestra tierra y llegando incluso al asesinato de sus miembros. Hoy Asirón da un paso más en la estrategia anti española y anti foral de Bildu».

La portavoz socialista, Maite Esporrín, por su parte, ha considerado que «la decisión se toma al margen de cualquier consenso y diálogo previo, con único fin de menospreciar y hacer desaparecer del callejero pamplonés a una Institución que representa al Estado». Esporrín apunta que «queda claro que Asirón está dispuesto a acabar su mandato haciendo prevalecer su interés partidista y nacionalista a cualquier otra consideración».