Colocación de la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona el año pasado
Colocación de la ikurriña en el balcón del Ayuntamiento de Pamplona el año pasado - EFE

Bildu instala en el Ayuntamiento de Pamplona un quinto mástil porque prohíben poner la ikurriña

El TSJN dictaminó el pasado día 29 que se trataba de fraude de ley

PamplonaActualizado:

El pasado día 30 de junio, el portavoz parlamentario de Bildu, Adolfo Aráiz, anunció que «la ikurriña estará presente de una forma u otra en el Chupinazo». Pronunció estas palabras a raíz de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que decía que invitar a dos parlamentarias vascas al cohete anunciador de las fiestas de San Fermín de 2015 había sido un «fraude de ley», ya que se les invitó únicamente como excusa para colocar la ikurriña en la fachada Consistorial.

Los acólitos de Aráiz han cumplido sus palabras y el Ayuntamiento de Pamplona, gobernado por Bildu, ha instalado un quinto mástil que dejará vacío como forma de protesta por esta sentencia. Según el Consistorio, «con esta decisión se reserva un sitio de referencia para reconocer la pluralidad de la ciudadanía y sus símbolos». El quinto mástil compartirá espacio con las banderas oficiales, la de Pamplona, la de Navarra, la de España y la de la Unión Europea.

Además, también desde grupos de jóvenes abertzales afines al Gobierno municipal se ha organizado una «kalejira, un pasacalles para introducir una ikurriña de grandes proporciones en la plaza Consistorial. Son los mismos grupos a los que se les ha cedido tres espacios festivos reservados para asociaciones sin ánimo de lucro y que han presentado un programa de actividades «igualitarias, euskaldunes y anticapitalistas», entre otros principios.