El director de ABC durante la inauguración de la VII edición del Foro España a Debate
El director de ABC durante la inauguración de la VII edición del Foro España a Debate - Manuel Gómez

Bieito Rubido: «Se necesitan discursos que digan qué país somos»

El director de ABC inauguró en Tomares la VII edición del Foro España a Debate

Actualizado:

El director de ABC, Bieito Rubido, inauguró ayer la VII edición del Foro España a Debate con una charla-coloquio ante más de 400 personas en el auditorio de la localidad sevillana de Tomares. Presentado por el periodista Cristóbal Cervantes, Rubido articuló un vibrante discurso sobre España, el grado de conciencia que tenemos los españoles con respecto a lo que somos y el gran proyecto de país; un proyecto que, según el director de ABC, «parece que los nacionalismos periféricos y una parte de la izquierda están empeñados en romper».

En su disertación, Rubido advirtió la falta de un discurso –en todas las esferas, en la clase política, social y económica- que «diga quiénes somos y qué hemos hecho en el mundo». «España es un país vigoroso que no termina de convencernos», subrayó. El director de ABC enumeró datos que demuestran el fuerte liderazgo de España en los ámbitos empresariales, sociales, políticos, de infraestructuras o medioambientales. Un repertorio de cifras capaces de convencer a alemanes o franceses, cuyo sentimiento de pertenencia a sus respectivos países fue reseñado.

Rubido apeló a reflexiones y comentarios de figuras públicas, como la modelo Astrid Klisans, esposa del cantante Carlos Baute, quien comentó que «los españoles son felices pero ellos no lo saben»; o del compositor Andrés Calamaro: «No saben lo que tienen».

Leyenda negra

Y, efectivamente, Rubido habló de un pesimismo instalado en el propio ADN del español. «Una cierta negatividad», declaró. Esta negatividad tiene como argumento principal la leyenda negra y la subcultura de la queja.

Como botón de muestra de este pesimismo del español, el director de ABC aludió a una encuesta de Naciones Unidas. «España es el penúltimo país donde sus ciudadanos están más orgullosos de pertenecer a su país. El primero es China, el segundo Rusia y Estados Unidos está en noveno lugar».

Sin embargo, Rubido puso sobre la mesa cifras que nos dan una idea de lo que es España, de su presente y de todo su potencial. «Somos el quinto país más seguro del mundo, el segundo fabricante europeo de coches, el país de Europa con más fibra óptica, el segundo del mundo con más kilómetros de alta velocidad, líder mundial en reservas de la biosfera y líder mundial en trasplantes de órganos en hospitales públicos».

Rubido concluyó su disertación con una frase: «Mi padre me dejó como herencia pertenecer a un país y entre las cosas que me solía decir es que no se puede hablar mal del pueblo en el que uno nació ni de la empresa en la que uno trabaja. Me siento muy orgulloso de ello y es lo que tenemos que enseñar a nuestros hijos», concluyó.