Batasuna convocó en San Sebastian a un millar de personas en una manfiestación prohibida

San Sebastián, agencias
Actualizado:

   Más de 1. 000 personas participaron hoy en San Sebastián en una

manifestación "en defensa de los derechos de los presos de ETA" que

había sido prohibida por el Departamento de Interior y el Tribunal

Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), y en la que no se han

producido incidentes. La Policía autónomica identificó a varias

personas como responsables del acto, contra las que se emprenderán

acciones legales al tratarse de una marcha ilegal, según señalaron

fuentes de Interior a Europa Press. 

   En el transcurso de la manifestación, los asistentes corearon

sobre todo lemas como "Euskal presoak Euskal Herrira" (Presos vascos

a Euskal Herria", a favor de la amnistia y de la libertad de

expresión. También profirieron lemas contra el PNV y, tras disolverse

el acto, algunos asistentes gritaron "Gora ETA" (Viva ETA). 

   La marcha partió a la una y media de la tarde del Boulevard,

encabezada por una pancarta con el lema de la manifestación, "Euskal

Herriak askatasuna behar du" (Euskal Herria necesita libertad), entre

gritos en contra de "la dispersión" y a favor de la "amnistía" de los

presos de ETA y de la "independencia". Entre los manifestantes se

encontraban el dirigente de Batasuna Joseba Permach, el parlamentario

Joseba Alvarez y concejales de San Sebastián. 

   Tras recorrer unos metros, en la calle Hernani, dos cordones

policiales impidieron el paso a los manifestantes, que corearon

entonces gritos tachando al PNV de "español". Tras hablar con el

abogado Txema Matanzas y Sabino Juaristi, los agentes permitieron el

transcurso de la marcha. 

   Fuentes del Departamento de Interior explicaron que se procedió a identificar a varias personas como responsables de la manifestación, contra los que se abrirán diligencias y se emprenderán acciones legales, al tratarse de un acto prohibido. Estas fuentes quisieron dejar claro que Interior considera la manifestación ilegal, además de destacar que no se produjeron incidentes.

LEMAS  

   Por su parte, Matanzas explicó a los medios de comunicación que

tanto él como Juaristi se identificaron ante la Ertzaintza como

responsables de la manifestación y dijeron que intentarían que los

lemas se ciñeran a la situación de los presos de ETA. El abogado

señaló que los agentes accedieron y les advirtieron de que si se

proferían gritos contra la Ertzaintza y a favor de ETA "cargarían".  La manifestación llegó sobre las dos de la tarde al punto de partida, donde Juaristi dijo a los asistentes que habían tenido que "hacer frente a los fascistas" y a la prohibición de Interior de la manifestación. 

   Asimismo, afirmó que "el fin de la dispersión" de los presos de

ETA es una reclamación "mayoritaria" de la sociedad vasca, por lo que

anunció que seguirán defendiendo este objetivo "en la calle y en las

instituciones". Tras cantar el Eusko Gudariak, la marcha se disolvió,

momento en el que algunos manifestantes gritaron "Gora ETA" (Viva

ETA).

PROHIBICION  

   Juaristi fue una de las personas que esta semana ofrecieron una

rueda de prensa en la que anunciaron su intención de mantener la

convocatoria a pesar de la prohibición de Interior, ya que señalaron

que no era una marcha "contra la ilegalización de Batasuna", sino que

era un acto que "se celebra desde hace 25 años tras las regatas de la

Concha, en solidaridad con los presos de ETA y sus familiares". 

   Posteriormente, el TSJPV ratificó la prohibición, tras lo que la

persona que había comunicado su celebración a Interior la desconvocó

"formalmente", según explicó Matanzas, quien precisó que la

"convocatoria social" que se hizo en la rueda de prensa no se

desconvocó.  Interior decidió prohibir esta marcha, así como otra para ayer en Bilbao que finalmente fue suspendida, ante la previsión de que se

pudieran producir incidentes como los del pasado domingo en San

Sebastián, tras la celebración de una manifestación.