La batalla por Madrid aflora la crisis interna de todos los partidos

Madrid es mucho más que Madrid. Plaza política de tanto peso, que raro es el partido nacional que...

ATLAS ESPAÑA
Actualizado:

Madrid es mucho más que Madrid. Plaza política de tanto peso, que raro es el partido nacional que no quiera entrometerse a nivel territorial. El PSOE, sin ir más lejos y de lejos, vamos, de siempre. En esta ocasión, cerrada con Ángel Gabilondo la Comunidad, Pedro Sánchez ha fichado personalmente el exseleccionador de baloncesto, Pepu Hernández para el ayuntamiento. Posicionamiento que ha causado malestar, y mucho, aunque ni siquiera puede votarlo por estar afiliado en la agrupación de Pozuelo. Con eso y las sospechas por sus impuestos... Media campaña hecha para, ya han salido, otros aspirantes no oficialistas. Aunque para terremoto, el provocado en Podemos. Primero Manuela Carmena crea su propia plataforma. Después se apunta Errejón, que busca la unidad, pero provoca desunión. Al final, temiendo la desbandada, la dirección de Podemos acaba por aceptar el acercamiento, pese al evidente distanciamiento. Mucho más apagadas, las tensiones en el Partido Popular de Madrid. Pablo Casado, ahora mismo incontestable. Se ha decantado por dos personas de su entera confianza. Como él, jóvenes y aguirristas. Mantiene al actual portavoz municipal, el desconocido Martínez Almeida. Y sustituye al sustituto de Cristina Cifuentes por la portavoz en la asamblea, Díaz Ayuso. Sonaron muchos nombres... también en Ciudadanos, pero ha optado, de momento, por la continuidad. Ignacio Aguado para la Comunidad; Begoña Villacís para el Ayuntamiento. Aunque serán los afiliados los que lo refrenden en primarias, que están previstas para marzo como tarde. De momento, sin candidatos alternativos.