Aguirre ha usado hoy unos tacones de infarto, pero también ha eludido comentar la actualidad política del PP / JOSÉ ALFONSO
Aguirre ha usado hoy unos tacones de infarto, pero también ha eludido comentar la actualidad política del PP / JOSÉ ALFONSO

Baño de multitudes de Aguirre con tacón de 11 centímetros

EFE | MADRID
Actualizado:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, con unos tacones mediáticos de once centímetros gris y azul metalizados y arropada por miembros de su gobierno, rememoró hoy la caída del muro de Berlín, pero no quiso comentar la actualidad política del PP. En el evento había cientos de madrileños que se han sumado al acto en el parque de Berlín, en el distrito de Chamartín, para conmemorar el vigésimo aniversario de la caída del muro, el 9 de noviembre de 1989, y reivindicar el fin de todas las dictaduras.

Ayer, Aguirre no quiso hacer declaraciones sobre la situación de su partido, ya que "nada había cambiado" con respecto al día anterior y, además, ella no hace declaraciones cuando lleva "zapatos planos", como vestía el miércoles.

En el madrileño parque Berlín, ante numerosos periodistas -sobre todo gráficos, que intentaban grabar sus zapatos- la presidenta recordó que el muro de Berlín "cayó de forma estrepitosa" gracias a aquellos que se enfrentaron a "los que no confiaban en la fuerza de las ideas y el ansia de libertad de los ciudadanos".

Terminado el acto, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, reveló que respecto de la suspensión de militancia del vicealcalde, Manuel Cobo, "no esperaba nada más que el que se aplicaran los estatutos, y los estatutos se están cumpliendo, se está ejerciendo".

El hecho de que Cobo continúe como portavoz, "es una cuestión que tendrán que preguntar a los concejales, no me corresponde a mí meterme en la organización del grupo de concejales del ayuntamiento y no lo voy a hacer", ha dicho, para reiterar que siempre van a respetar las decisiones del Comité de Derechos y Garantías.

Se refirió a las palabras de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, calificando de terrible error la ausencia ayer de Aguirre en Génova, y dijo que no lo había entendido "como una crítica, sino una opinión de la secretaria general" que respetaba.

Por eso opinó que el que "la presidenta, en el ejercicio de su libertad personal, no haya querido asistir a ese comité por las razones que ella ha especificado, tampoco tiene una mayor trascendencia".

"Creo que la libertad para asistir o no a lo órganos del partido es absolutamente individual y la presidenta ha decidido no asistir y ha explicado por qué, no solamente los respeto, sino que por supuesto lo comparto", ha concluido.