Uno de los músicos presentes despliega una bandera republicana
Uno de los músicos presentes despliega una bandera republicana - E.D.

Una bandera republicana en el viejo Senado

Los exiliados por la Guerra Civil piden al Gobierno «reparación» de la mano del PSOE, que les promete una declaración institucional en el Congreso y 15 millones en Presupuestos

MadridActualizado:

El viejo Salón de Sesiones del Senado ha albergado este martes una también antigua reclamación, la de los exiliados republicanos, que han solicitado «reparación y reconocimiento» al Gobierno en un acto de homenaje organizado por el PSOE en la Cámara Alta.

Exiliados, familiares, historiadores y políticos socialistas se han dado cita hoy en la vieja sala principal del Senado para reivindicar un espacio para este colectivo. El acto ha vivido su momento más emotivo cuando uno de los músicos presentes ha dejado la guitarra y desplegado una bandera republicana. Según ha explicado entre aplausos, se confeccionó cuando su padre, exiliado, estuvo recluido en el campo de concentración de Mauthausen.

«En el Gobierno esto se tiene muy presente», ha asegurado la ministra de Justicia, Dolores Delgado, quien ha pedido «perdón» a los exiliados «por tantos años de mirar hacia otro lado» para después ensalzar la inversión de 15 millones de euros planteada por el Ejecutivo en su anteproyecto de Presupuestos: «Es una inversión y no un gasto porque así tendremos derecho a la verdad».

Por su parte, Adriana Lastra, portavoz del PSOE en el Congreso, ha tomado acto seguido la palabra y ha prometido a los presentes que su grupo elevará una declaración institucional en el Congreso «para el reconocimiento de los exiliados por parte de todos los grupos políticos».

Todo ello en presencia de símbolos republicanos como un jarrón con 13 rosas o los testimonio de exiliados como Amparo Sánchez Monroy, quien tuvo que salir de España de niña y que hoy, frente al atril del viejo Senado, ha levantado la voz para que, después del «abandono» que sienten los exiliados, «los republicanos españoles estén en el lugar que se merecen».