El expresidente del Gobierno José María Aznar, durante su intervención en el acto político de presentación de la candidatura del PP en Estepona - EFE

Aznar: «Me niego a ser el parapeto de la desvergüenza de este Gobierno»

El ex presidente considera que algo debió conseguir Gadafi en 2007 «para que el gobierno socialista le vendiese bombas de racimo»

EFE
Actualizado:

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha aseverado hoy que no sirve "para ser el parapeto de la desvergüenza del gobierno de España", al que ha acusado de "haber vendido bombas de racimo" a Libia.

En este sentido, el ex presidente del PP ha asegurado que en 2003, el líder libio Muanmar al Gadafi, "cuando vio lo que le pasaba a un dictador peor que él, quiso cooperar con la comunidad internacional" y -ha añadido- "algo debió conseguir para que en 2007, el gobierno socialista le vendiese bombas de racimo".

Aznar ha criticado a este respecto que «el mismo día que sabemos que el régimen libio bombardea a su población con bombas de racimo vendidas por el PSOE, intentan demostrar que Aznar es amigo de dictadores o amigo de Gadafi».

El ex líder de los populares ha visitado esta tarde la localidad malagueña de Estepona para presentar, ante unas 3.000 personas, la lista con la que el PP local concurrirá a los comicios municipales del próximo 22 de mayo y que encabeza el notario José María García Urbano.

«Algunos pretenden que los terroristas vuelvan a sentarse en las instituciones»

A nivel nacional, el expresidente del Gobierno también afirmó que «si uno solo» de los terroristas vuelve a las instituciones «será responsabilidad del Gobierno de España» y ha añadido que cuando se negociaba la ley de partidos con el Ejecutivo que él presidía, los socialistas «ya estaban negociando y hablando con la gente de ETA».

Esto se produjo, según Aznar, también después del atentado de la T4 de Madrid-Barajas, ya con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, «y después de decir que se rompían todos los diálogos seguían dialogando con los terroristas. Algunos pretenden que los terroristas vuelvan a sentarse en las instituciones y otra vez digo que hay que impugnar las candidaturas que se presentan, la ley de partidos lo permite», ha manifestado. «No basta con encogerse de hombros y decir que tienen que decidir los tribunales, hay que actuar, hay que impedirlo, defender bien la democracia y uno solo de los terroristas vuelve a las instituciones será la responsabilidad de los que hoy están en el Gobierno de España», ha incidido el expresidente durante su intervención.