Aznar dice que la herencia histórica no es excusa para romper los elementos de una sociedad democrática

Austin (EE.UU.). Agencias
Actualizado:

El presidente del Gobierno, José María Aznar, proclamó hoy ante la Conferencia Anual del Consejo Nacional de la Raza, en Austin (EstadosUnidos), que la identidad cultural y la herencia histórica no son una excusa para romper todo aquello que integra una sociedad democrática. "No pueden ser muros de aislamiento y separación sino puertas de comunicación e intercambio", proclamó el presidente en el último discurso de su gira por Estados Unidos.

Aznar expresó su profundo respeto por el carácter diverso y al tiempo integrador de la sociedad americana y la forma en que gentes de procedencias distintas han sabido conjugar la fidelidad a susorígenes con la conciencia de pertenecer a una nación "unida e indivisible".

El jefe del Ejecutivo habló de la importancia de la lengua española como elemento de unión de una comunidad de más de cuatrocientos millones de personas. "Una lengua internacional, decultura y de calidad que utilizan cada vez más empresarios,  científicos, académicos, creadores y artistas", añadió, para asegurar que los hispanos quieren ser "una comunidad fuerte y respetada en una nación fuerte y respetada".

En este contexto, aseguró que siempre ha encontrado en el presidente estadounidense, George Bush, un interlocutor "experimentado, comprometido y consciente de la importancia del mundohispano para EE. UU". "No encontrarán país en el mundo más cercano a EE. UU en la preocupación por Iberoamérica que España", aseguró Aznar.

Para el presidente del Gobierno, Estados Unidos y España tienen ante sí el proyecto integrador de incorporar a Iberoamérica al lugar que le pertenece en el mundo junto a Estados Unidos y Europa. Aznar aseguró además regresar a España con el convencimiento de que el futuro de las relaciones con EE. UU tendrán en la comunidad hispanauno de sus "pilares más sólidos".

En su discurso rindió tributo a quienes perdieron su vida en Irak y a la tarea del Consejo Nacional de la Raza, organización privada creada en 1968 con el fin de mejorar las oportunidades de los hispanoamericanos, reducir la pobreza y la discriminación, presidida por Raúl Yzaguirre, uno de los líderes más reconocidos en la comunidad de derechos civiles.

El presidente, que a las 16. 15 hora local, 23. 15 hora peninsular española, emprenderá viaje de regreso a Madrid, pondrá así fin a una visita de cinco días por California, Nuevo México y Texas, durante lacual ha hecho reiteradas referencias a la unidad hispana y no pocas advertencias a los nacionalismos excluyentes.

El jefe del Ejecutivo ha apostado por hacer de la comunidad hispana una punta de lanza en las relaciones entre España y Estados Unidos, y por fortalecer la relación transatlántica en todas susdimensiones: política, social y económica. De ahí que su primera gira por varios estados de mayoría hispana de Estados Unidos pueda tener un nuevo capítulo en octubre, fecha en la que viajará a Nueva York.

El propio Aznar mencionó la importancia de dar continuidad a la tarea iniciada en esta ocasión para que el impulso a lo hispano-norteamericano se convierta en el medio plazo en una políticahabitual del Gobierno. Además, durante el maratón de actos que han jalonado su estancia en el sur de Estados Unidos, han menudeado las menciones a su futuro una vez que abandone La Moncloa, lo que le ha dado al viaje cierto aire de despedida.