Aznar, el miércoles en Madrid
Aznar, el miércoles en Madrid - EP

Aznar defiende una intervención militar en Venezuela: «Soplando no caen los dictadores»

El expresidente del Gobierno ha participado junto a Álvaro Uribe, expresidente colombiano, en un acto de la Universidad Francisco de Vitoria

MadridActualizado:

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha defendido hoy una intervención militar en Venezuela. En una conferencia junto a su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, ha asegurado que «Maduro no va a caer por ninguna negociación y tampoco soplando. Soplando no caen los dictadores, caen de otras formas». Además, ha advertido de los riesgos de la inacción política, que produce «unos resultados devastadores»

El expresidente de Colombia ha criticado la «actitud de apaciguamiento» de Europa con respecto a Venezuela, de la que ha dicho que hay algunas excepciones, como la del «expresidente Aznar». Después, Uribe ha asegurado que una intervención militar en el país sudamericano para acabar con «la tiranía» de Nicolás Maduro llevada a cabo por el propio ejército venezolano sería legítima porque tendría como fin preservar la Constitución. Además, ha dicho que ya hay una intervención en el país bolivariano capitaneada por Cuba.

Tras esto, Aznar ha añadido que «cuando 50 países democráticos, encabezados por la democracia más poderosa del mundo [Estados Unidos], reconocen a una persona como Guaidó, declaran que hay un usurpador y que la presencia de Maduro es ilegítima y no ocurre nada, está ocurriendo lo peor que puede ocurrir».

En este sentido, el expresidente español ha afirmado que «el peor escenario posible» se produciría «si no se dieran las circunstancias que propiciasen un derribo de la dictadura de Maduro, que en estos momentos no se están dando porque Maduro no va a caer por ninguna negociación, por ningún diálogo ni tampoco soplando, soplando no caen los dictadores, caen de otras formas».

«Cuando no se actúa, pasa lo peor. Que Putin agarra Crimea, invade Ucrania, aparece en Siria, que los rusos aparecen en Venezuela, los iraníes empiezan a organizar guerras a través de amigos y organizaciones intermedias, o los chinos empiezan a tomar posiciones», ha insistido Aznar.

El expresidente español ha declarado que el decaimiento de la influencia de España y la ausencia de una política norteamericana diseñada para Latinoamérica ha tenido consecuencias muy negativas. «Si dejas el espacio libre, viene otro y lo ocupa. [...] Ya no se puede hacer nada en Venezuela sin hablar con los cubanos y los rusos», ha dicho antes de ampliar esta nueva influencia a China e incluso Irán.

Aznar ha finalizado con una reflexión que se podría entender como una referencia a la intervención de España en la Guerra de Irak: «Conmigo se podrá estar de acuerdo o en desacuerdo, pero no se puede negar que no nos detuvimos cuando tuvimos que tomar decisiones y decir que la acción, en muchos casos con sus problemas y sus riesgos, es mejor que la inacción que provoca muchos más problemas y más riesgos».

Cataluña

El que fuera jefe del Ejecutivo español entre 1996 y 2004 también ha tenido hueco para hablar de Cataluña. Aznar ha considerado que esa inacción política de la que ha hablado de manera global también se ha dado en nuestro país y ha dado alas al independentismo catalán.

«Todavía hay quien piensa que para mejorar esa situación lo mejor que se puede hacer es no aplicar la ley, no aplicar el Estado de Derecho y tumbar la democracia. Que quienes dan un golpe de estado no solo deban ser indultados sino que sean incluso condecorados», ha subrayado.