Los ayuntamientos de Santa Coloma, San Andrés y Badalona dejaron de ingresar 44, 7 millones de euros

EP | MADRID
Actualizado:

Los ayuntamientos de Santa Coloma de Gramenet, San Andrés de LLavaneras y Badalona dejaron de ingresar 44, 7 millones de euros por cinco operaciones urbanísticas desarrolladas por la presunta trama de corrupción desmantelada con la 'Operación Pretoria'.

Así consta en el auto por el que el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ha enviado a prisión al presunto 'cerebro' de la trama, el ex diputado del PSC Luis García; los ex altos cargos de CiU Maciá Alavedra y Lluís Prenafeta; el alcalde de Santa Coloma, Bartomeu Muñoz (PSC); y el concejal de Urbanismo, Manuel Dobarco.

La resolución judicial destaca que el Ayuntamiento de San Andrés de Llavaneras dejó de percibir un total de 17, 6 millones por tres actuaciones urbanísticas realizadas por esta red; el de Badalona 14 millones; y el de Santa Coloma de Gramanet otros 13 millones de euros.

Según Garzón, los imputados formaban "un grupo organizado de personas" dirigido por Luis García que invertían capitales procedentes de paraísos fiscales en operaciones urbanísticas que eran modificadas a partir de una red de "intermediarios y comisionistas" formada por Alavedra, Prenafeta y el propio García. Los dos ex altos cargos de CiU habrían recibido por su mediación al menos 637.590 euros.