Pedro Sánchez junto a Ana Pastor y Pio García-Escudero
Pedro Sánchez junto a Ana Pastor y Pio García-Escudero

Pleno fantasma en el Senado por la reunión de Sánchez con Torra

El presidente del Gobierno no comparecerá ni en el Congreso ni el Senado, como pedía el PP

MadridActualizado:

La Junta de Portavoces del Senado ha decidido mantener la convocatoria del pleno de esta tarde en la que se demandaba la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para explicar su reunión del 21 de diciembre con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Se producirá una situación sin precedentes porque Sánchez no acudirá. El presidente tiene hasta primera hora de la tarde de hoy agenda en el Foro de Davos. El PP, con mayoría absoluta, ha decidido mantener su iniciativa pese a que todos los grupos han solicitado la retirada.

Desde el Gobierno se critica al PP por «forzar» un choque institucional al plantear una comparecencia extraordinaria en una fecha en la que el presidente tiene agenda en el extranjero. El choque es muy real y ha cristalizado hoy al no acudir a la reunión de la Junta de Portavoces el secretario de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla, como es habitual, ni ningún otro miembro del Gobierno.

Desde el Gobierno se acusa al PP de «forzar un choque institucional» porque, al igual que el grupo parlamentario socialista, aseguran que no se consultó previamente con la Secretaría de Relaciones con las Cortes y se eligió una fecha en la que el presidente no estaría en España.

Fuentes de Moncloa apuntan a la figura del portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó. Recuerdan que Sánchez ya compareció ante el pleno de la Cámara Alta el pasado 18 de diciembre: «No pueden intentar que vaya a plenos extraordinarios una vez al mes, especialmente un mes que no es hábil parlamentariamente», justifican.

El Brexit en el Congreso

Pero el conflicto amenaza ahora con extenderse al Congreso de los Diputados, donde Sánchez ha comparecido ante el pleno del Congreso el 27 de junio, el 24 de octubre y el 12 diciembre. Ayer, el PP solicitó la comparecencia de Sánchez en el Congreso para conocer las medidas que tiene previsto adoptar si el Brexit se produce finalmente sin acuerdo.

El Gobierno debe aprobar un decreto-ley en febrero para regular todas las cuestiones que quedarían en el limbo si el próximo 29 de marzo Reino Unido abandonara la Unión Europea de forma abrupta y los populares quieren conocer por anticipado cuál será el contenido del texto dada la gravedad y el impacto que puede tener para España.

La portavoz popular, Dolors Monserrat, solicita así a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que incluya este punto en el orden del día de la Diputación Permanente que tendrá lugar el próximo lunes, para que la comparecencia de Sánchez pueda celebrarse la semana que viene vía Pleno extraordinario. Las cuestiones más importantes que el se refieren a garantizar los derechos de los españoles residentes en Reino Unido y, a la inversa, de los británicos que viven en España, pero también la actividad de las empresas exportadoras e importadoras.

Creen los populares que esta cuestión no puede esperar a que el Congreso vuelva a ser hábil en febrero ya que no aprecian que el Gobierno tenga intención de negociar el decreto-ley con los grupos de la oposición. Además, quieren presionar al Ejecutivo para que renegocie el acuerdo alcanzado para Gibraltar, a su juicio, lesivo para los intereses de España.

Sobre esta petición concreta, desde la Moncloa se vuelve a reiterar que desde hace tiempo se conoce que la próxima semana Sánchez tiene agenda internacional en México y República Dominicana. Y en principio también se descarta que vaya a acceder a un pleno extraordinario porque «en febrero se va a aprobar la norma y en un plazo de 15 días irá al Congreso para ser convalidado». Así justifica Moncloa que «no se está evitando el debate» sino que éste debe producirse en el pleno de convalidación. Aunque se apunta a que será el ministro de Exteriores, Josep Borrrell, o la vicepresidenta Carmen Calvo quien defienda el decreto.