El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps - ROBER SOLSONA | Vídeo EP

La Audiencia Nacional ordena investigar si Camps encargó contratar a la trama Gürtel

Los magistrados ordenan indagar si el expresidente de la Generalitat Valenciana encargó contratar a las empresas de Correa

MadridActualizado:

La Audiencia Nacional ha ordenado investigar si Francisco Camps, el expresidente de la Generalitat Valenciana, del Partido Popular, encargó contratar a la Gürtel. La Sala de lo Penal ordena al juez de instrucción número 5, José de la Mata, que vuelva a indagar en la causa que investigó las actividades de Orange Market, la filial en Valencia de la trama de corrupción liderada por Francisco Correa.

Esta decisión se ha tomado tras las revelaciones de los condenados en el juicio que demostró la existencia de una financiación irregular en el PP de Valencia: la antigua mano derecha de Camps Ricardo Costa, y los cabecillas de la trama Gürtel: Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez. Todos ellos señalaron en el juicio oral que detrás de todas las decisiones sobre tales pagos estaba Camps.

Los magistrados consideran que de las acusaciones de Costa y los cabecillas del entramado «se podría desprender que la contratación directa de Orange Market por la Administración valenciana era por decisión de las primeras autoridades y la realización y montaje del stand de grandes eventos de la Comunidad Valenciana en Fitur 2009 podría ser una forma de retribuir a esa sociedad por trabajos realizados realmente para el PP en la Comunidad Valenciana».

Con esta decisión, el juez investigador deberá averiguar si la directora general de Promoción Institucional de la Generalitat Valenciana, Salvadora Ibars, recibió órdenes de sus superiores para la adjudicación de determinados contratos a la filial de la Gürtel en Valencia. Ibars está imputada por adjudicar en 2004 a Orange Market la elaboración de la Guía de Comunicación de la Generalitat Valenciana y de un pen drive que se iba a utilizar como regalo institucional. El contrato, de 89.000 euros, se troceó para esquivar los controles. También está acusada de otorgar a la misma empresa el montaje del stand de la Comunidad Valenciana en la feria de turismo Fitur en 2009, obligando a varias instituciones públicas a contratar a la Gürtel. La adjudicación también se troceó.

Tras las revelaciones en el juicio por la caja B del PP de Valencia fue la Fiscalía Anticorrupción quien solicitó reabrir el caso contra Camps. El Ministerio Público considera que Ibars dependía directamente del expresidente de la Generalitat Valenciana y entiende que Camps podría haber cometido un delito de prevaricación, por contratar de forma irregular a la Gürtel. La adjudicación sospechosa se otorgó el 30 de diciembre de 2008 y no habría prescrito, según la tesis de la Fiscalía Anticorrupción.

La pieza que se reabrirá, la número cinco del caso Gürtel, se encontraba a la espera de ser enjuciada. Anticorrupción no actuó en un primer momento contra Camps, pero cambió de opinión tras la vista oral por la financiación irregular del PP valenciano. En dicho juicio, el magistrado José María Vázquez Honrubia demostró que el PP de Valencia se saltó las normas para financiarse en las campañas de las elecciones autonómicas y locales de 2007, y en las generales de 2008, superando de forma ilegal los topes de gasto electoral.

La sección segunda de la Sala de lo Penal (la encargada del juicio, cuyo señalamiento queda en suspenso) explica en la resolución judicial que esta decisión no anticipa el resultado del nuevo hilo de la investigación, que busca determinar la verdadera responsabilidad de la imputada Ibars y la posible participación de terceros.