El ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón, hoy en la sesión de control en el Congreso - efe

Ataque personal del PSOE a Gallardón por la reforma de la ley del aborto

Los socialistas cuestionan la «inteligencia» del ministro de Justicia y citan a su padre

madrid Actualizado:

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, osó poner en cuestión uno de los dogmas sagrados del progresismo, como es el supuesto «derecho» a abortar de las mujeres, y prefirió poner por encima el derecho a la maternidad. Y tal osadía ha provocado un ataque furibundo de la izquierda en el Congreso, sobre todo por decir que hay una «violencia estructural» que lleva a muchas mujeres a abortar, sin poder dar a luz. La respuesta en el Pleno esta mañana ha sido una descalificación personal al ministro.

La diputada socialista Patricia Hernández Gutiérrez le ha preguntado primero si el Gobierno tiene casos acreditados de la violencia estructural sobre la mujeres. A partir de ahí, ha espetado al ministro de Justicia que él «no reparte carnés de mujeres auténticas». «Ni una mujer es más mujer por ser madre, ni un hombre es más inteligente por ser ministro», le ha soltado, ante los aplausos de sus compañeros de filas.

La diputada no se ha conformado con esa pulla, y ha citado unas palabras del padre del ministro, ya fallecido: «¿Conservador yo? Tenían que conocer a mi hijo Alberto, ése sí es de derechas». Más risotadas de los socialistas, aunque a los del PP les ha hecho muy poca gracia, sobre todo teniendo en cuenta el respeto máximo que siempre muestra Alberto Ruiz-Gallardón hacia su padre, al que recuerda en numerosas intervenciones públicas con gran orgullo.

«Quiero agradecer la respetuosa referencia que ha hecho a mi padre. Demuestra un buen estilo que sin duda descubriré a lo largo de la legislatura, porque hoy no he podido hacerlo», ha contestado Gallardón.

Dicho esto, el ministro de Justicia ha recordado que la socialista Elena Valenciano reconoció que había algún caso en la que mujeres se sentían presionadas para abortar. Y Gallardón se ha preguntado cuántos casos creía el PSOE que tenía que haber para que el Gobierno actuara: «¿Mil, cien, diez...?» Ha concludio con una sola mujer que quisiera ser madre y se viera presionada a abortar el Gobierno tendría la obligación de defender ese derecho de maternidad. «Este Gobierno actuará ante una sola mujer que tenga dificultad».