Los arroyos vuelven a su cauce en el Rincón de la Victoria y se recupera el suministro de agua y luz

Málaga. Agencias
Actualizado:

La ausencia de lluvia en las últimas horas y los trabajos de limpieza y achique de agua efectuados durante toda la noche en el Rincón de la Victoria, la localidad malagueña más

afectada por el temporal, han permitido que mejore la situación y se recuperen casi en su totalidad los suministros de luz y agua.

A la espera de que hoy se ofrezca el primer balance de los daños ocasionados, fuentes municipales informaron a Efe de que un total de 27 personas que fueron desalojadas de sus viviendas han tenido que dormir en un hotel de la localidad y que alrededor de un centenar de vehículos afectados han sido retirados de la vía pública por la Policía Local.

La lluvia, que cesó sobre las 3.30 horas de esta madrugada, causó anoche nuevas inundaciones en la Avenida del Mediterráneo, donde se volvieron a anegar viviendas bajas, locales comerciales y garajes situados bajo la cota de agua. También produjeron el desbordamiento momentáneo de los arroyos San Juan y del Cementerio, que ya discurren por su cauce gracias a las labores de limpieza y la rotura efectuada en el embovedado del Paseo Marítimo del Rincón.

Los daños más importantes se concentran en el arroyo de San Juan y en las viviendas colindantes, en el barrio de Pescadores, en el arroyo de los Pajaritos, en la zona de San Diego y en la Playa Victoria, añadieron las fuentes municipales.

En esos lugares, los daños más comunes son la inundación de las viviendas más bajas, locales comerciales y garajes, que están anegados por el barro y las piedras arrastrados por la fuerza del agua. Durante la noche no se produjeron nuevos desalojos de vecinos y permanecieron trabajando los bomberos de varias localidades malagueñas, a los que se sumaron los de Nerja, junto a un operativo

de nueve personas de Protección Civil de Málaga que trabajó en la limpieza de calles y garajes y en las labores de achique del agua.

Para esos trabajos contaron con la ayuda de una máquina retroexcavadora y varios camiones, sobre todo en el arroyo Pajaritos, que estuvo a punto de desbordarse en varias ocasiones.

Por su parte, la empresa municipal de suministro de agua potable y el personal de servicios operativos del Ayuntamiento trabajaron toda la noche en la limpieza de arquetas, alcantarillas y registros pluviales, lo que ha permitido que el suministro de agua y luz esté "casi restablecido, salvo en algunos puntos", añadieron a Efe las fuentes.