La presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol
La presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Francina Armengol - EP

Armengol apoya que el CIS vuelva a preguntar a la ciudadanía su opinión sobre la Monarquía

El PSOE vota a favor de uno de los puntos de la proposición de MÉS 'Para la República', si bien vota en contra del punto que pedía que se convocase un referéndum sobre el modelo de estado y del punto en el que se instaba a la Familia Real a no ir a Marivent

Sesión de control, previa a la repetición de elecciones en directo

Así serán las elecciones generales del 10 de noviembre según las encuestas

Palma de MallorcaActualizado:

La formación ecosoberanista MÉS por Mallorca logró este martes que el Parlamento balear aprobase uno de los cuatro puntos de que constaba su proposición no de ley 'Para la República'. Los votos a favor del PSOE resultaron decisivos para que pudiera salir adelante el segundo punto de la citada proposición, en el que se instaba al Gobierno central a que «se vuelva a preguntar regularmente a la ciudadanía por la opinión sobre la Monarquía en las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)».

Cabe recordar que del total de 59 escaños con que cuenta la Cámara regional, en la presente legislatura el PSOE tiene 19 diputados, por lo que sus votos son esenciales para inclinar cualquier votación en el hemiciclo en un sentido o en otro. El resto de la bancada de la izquierda la completan los seis representantes de Unidas Podemos, los cuatro de MÉS por Mallorca, los dos de MÉS por Menorca y el único de Gente por Formentera.

Todas esas formaciones dan además su apoyo al Govern que preside la socialista Francina Armengol, que cuenta en su Ejecutivo con miembros de MÉS por Mallorca y de Unidas Podemos. En la oposición se encuentran, por su parte, los 16 diputados del PP, los cinco de Cs, los tres de Vox y los tres de la formación nacionalista de centro Proposta per les Illes (PI).

Votaciones separadas

Por lo que se refiere al sentido del voto en el punto de la proposición 'Para la República' que hacía referencia al CIS, votaron afirmativamente —además del PSOE— Unidas Podemos, MÉS por Mallorca, MÉS por Menorca y el PI. Por su parte, el PP y Cs votaron en contra. Cabe recordar que la última vez que el CIS preguntó por la Monarquía fue en abril de 2015. El presidente del CIS, José Félix Tezanos, explicó el pasado mes de enero en el Congreso, a preguntas de En Comú Podem, que el organismo que dirige no preveía volver a hacer preguntas específicas sobre Monarquía o República en sus encuestas, pues los datos del CIS indicaban que la forma de estado no es un problema que figure entre las preocupaciones de los españoles.

Como se ha indicado ya, la proposición no de ley de MÉS por Mallorca constaba de cuatro puntos en total, incluido un punto en el que se instaba a la Casa Real a renunciar al «uso y disfrute del Palacio de Marivent» y otro punto en el que inicialmente se exigía la convocatoria de un referéndum vinculante para que «la ciudadanía de las Islas Baleares y la del Estado español decida qué formula de estado desea, entre Monarquía y República». Tal como se preveía, el PSOE votó en contra de ambos puntos, al igual que lo hicieron también el PP, Cs y el PI. En cambio, votaron a favor de esos dos puntos MÉS por Mallorca, MÉS por Menorca y Unidas Podemos.

Por su parte, los diputados de Vox abandonaron la Cámara antes del inicio de la votación de los cuatro puntos, al considerar que la proposición 'Para la República' era «ilegal». El punto de dicha moción que generó mayor controversia fue el primero, que era el referido a la celebración de un referéndum sobre el modelo de estado. Tras un debate previo, MÉS por Mallorca aceptó una enmienda de Unidas Podemos, que introducía algunos cambios en ese punto concreto y rebajaba algo el tono inicial.

Controversia parlamentaria

La redacción definitiva del primer punto de la citada proposición no de ley quedó finalmente del siguiente modo: «El Parlamento de las Islas Baleares insta al Gobierno estatal a convocar un referéndum vinculante que permita elegir a la ciudadanía la forma de estado que prefiera, eligiendo entre la fórmula actual de Monarquía parlamentaria y la de República federal para el conjunto del Estado que garantice por ley los derechos sociales, laborales, ambientales, territoriales y culturales de las personas, así como la preservación ambiental del territorio, sin perjuicio de otros debates y referendos sobre nuevos procesos constituyentes».

En ese contexto, el portavoz de Vox, Jorge Campos, señaló que «votar en este pleno la propuesta de MÉS por Mallorca del referéndum por la República ocasionará responsabilidades legales, además de suponer una enorme indignidad para el Parlamento y para los ciudadanos a los que representamos». En esa misma línea, lamentó que, a su juicio, Armengol «haya convertido al PSOE en una comparsa del separatismo y participe en esa campaña de la extrema izquierda contra la Monarquía parlamentaria». Asimismo, Campos anunció que Vox acudirá a todas las vías legales disponibles. «No vamos a permitir que el Parlamento balear se convierta en una Cámara al servicio del separatismo, como ha sucedido en Cataluña», apostilló.

En el cuarto y último punto de la proposición 'Para la República' se señalaba que el Parlamento balear acordaba remitir esa moción al Govern, al Congreso de los Diputados y al Rey. Este punto concreto no salió tampoco adelante, ya que contó con los votos en contra del PSOE, PP y Cs. En cambio, votaron a favor Unidas Podemos, MÉS por Mallorca y MÉS por Menorca. Por su parte, el PI se abstuvo.