Ardió la mitad de la superficie de cinco localidades

E. M.SANTIAGO. Transcurridos unos días de la tragedia forestal en Galicia, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desmentía el número de hectáreas quemadas que aportó la Xunta

Actualizado:

E. M.

SANTIAGO. Transcurridos unos días de la tragedia forestal en Galicia, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desmentía el número de hectáreas quemadas que aportó la Xunta (92.000 frente a las 77.000 hectáreas que ayer suscribió de nuevo la Consejería de Medio Rural). Un nuevo informe del CSIC, elaborado junto a la Universidad de Alcalá y dirigido por la investigadora Pilar Martín, vuelve a destacar la magnitud de la catástrofe sufrida por las provincias del litoral, con tan sólo un puñado de datos, de sobra elocuentes. El análisis concluye que cinco localidades -las pontevedresas de Pontecesures, Soutomaior, Campo Lameiro y las coruñesas de Rianxo y Padrón- sufrieron la quema de casi la mitad de su superficie municipal entre el 4 y el 14 de agosto. Además, nueve de cada diez hectáreas devastadas pertenecen a Pontevedra y La Coruña, que han perdido el 80 por ciento de todo el terreno protegido que resultó afectado por los fuegos. El informe detecta que, en total, ardió más del 3 por ciento de las áreas naturales protegidas y que sólo dos tipos de suelo, el bosque mixto y el matorral boscoso, suman ya 57.000 de las 92.000 hectáreas arrasadas.