El ex apoderado de Esprode reconoce que se reunió dos veces con el alcalde Torrejón

M. O. / C. H.MADRID. Más que por lo que dijo, la declaración del ex apoderado de Esprode resultó interesante, según revelaron los abogados de la acusación, por lo que calló. Fernando Flores Vaz se

Actualizado:

M. O. / C. H.

MADRID. Más que por lo que dijo, la declaración del ex apoderado de Esprode resultó interesante, según revelaron los abogados de la acusación, por lo que calló. Fernando Flores Vaz se presentó ante el juez en calidad de testigo y reconoció ser cuñado de Javier Castillo, propietario de la inmobiliaria implicada en el caso.

Las declaraciones de Flores Vaz, según apuntaron fuentes de la acusación, también estuvieron plagadas de contradicciones. Primero negó cualquier relación con el ex regidor Joaquín Tejeiro, aunque después -según apuntan a ABC- reconoció haberse reunido en dos ocasiones con el, entonces, alcalde Pedro Torrejón.

A dicho encuentro, según apuntó ayer el ex apoderado de Esprode, asistieron también el arquitecto municipal y el secretario del ayuntamiento. Flores Vaz quiso restar importancia a dichos encuentros y reveló que se trataron «temas superficiales, como por ejemplo, dónde colocar los enchufes en los jardines de las futuras viviendas».

También relató cuál fue la maniobra de Esprode para hacerse con el control de Format & Consulting (la empresa de Tejeiro que también aparece en el contrato del «pelotazo»): la operación se realizó a través de Ascot & Consulting. Dicha compañía fue la que adquirió Format & Consulting, para después ser absorbida por Esprode.

«Dolores de crecimiento»

Flores Vaz afirmó ayer que la promotora «no tenía dinero» para pagar la famosa comisión de 40 millones de euros. Sin embargo, poco después, según relatan los abogados de la acusación, apuntó al juez que Esprode tenía desde el año 2005 «fuertes dolores de crecimiento».