Un aparato de los 60 sometido a otra modernización

Actualizado:

Fue en 1964 cuando el Gobierno tomó la decisión de dotar al Ejército del Aire con 70 aviones F-5A/B que serían fabricados, bajo licencia, por CASA. En mayo de 1968 el primer F-5B construido en Getafe voló por primera vez y, unos meses más tarde, con la designación oficial española de CE-9, fue entregado al Ejército del Aire junto con otros nueve aviones. A lo largo de los tres años siguientes se fueron completando las entregas hasta el total de los 70 aviones que, a finales de 1971, estaban en vuelo desde las bases aéreas de Morón de la Frontera y Talavera la Real. En 1987 se inició un programa de modernización para alargar su vida operativa. El Ala 23 de Instrucción de Caza y Ataque de la base aérea de Talavera la Real contaba hasta ayer con 23 aviones en servicio, de ellos, 22 biplazas. Además, el 17 de diciembre el Ejercito del Aire firmó con la empresa israelí IAI el contrato para la modernización de todos los aviones F-5 biplaza, del cual EADS CASA Aviones Militares es subcontratista principal. El valor del contrato es de algo más de 31 millones de euros.La duración será de dos años y durante este tiempo 18 aviones F-5B, utilizados para la instrucción, pasarán por las instalaciones de EADS CASA en Getafe.