Un anciano de 82 años mata a su mujer de 81 en una residencia de Almendralejo cinco días después de la boda

El hombre, que asestó al menos cinco o seis puñaladas a su mujer durante la noche en la habitación que ambos compartían posiblemente por celos, ha sido detenido como presunto autor del asesinato.

Mérida. Agencias
Actualizado:

Una mujer de 81 años, que vivía en la Residencia de Mayores "Nuestra Señora de la Piedad", de Almendralejo, ha fallecido esta madrugada presuntamente a manos de su esposo, de 82 años, también residente, según ha informado la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Extremadura en una nota. 

Según estas fuentes, la dirección de citado centro, de gestión directa de la Consejería de Bienestar Social, avisó sobre las cuatro de la madrugada tanto a los equipos médicos como a la Policía y, tras la llegada del juez de guardia y el forense, sobre las seis y media de la madrugada se procedió al levantamiento del cadáver. 

El anciano J.G.D, de 82 años, ya ha sido detenido como presunto autor del asesinato esta madrugada de su esposa, M.A.M, de 81 años, posiblemente por celos, en la residencia "Nuestra Señora de la Piedad", de Almendralejo (Badajoz), donde residían y donde contrajeron  matrimonio el pasado día 14. Según confirmaron a Efe fuentes policiales, el anciano asestó al menos cinco o seis puñaladas a su mujer durante la noche en la habitación que ambos compartían. 

Las puñaladas, que resultaron mortales, fueron causadas por un cuchillo viejo y muy usado, propiedad del marido, que no opuso resistencia alguna al ser detenido por los agentes en la habitación contigua a la que compartía con la fallecida. Según ha podido saber Efe de fuentes policiales, el móvil del asesinato pudieron ser los celos, ya que el anciano ha declarado que sospechaba que otro hombre entraba en la habitación que el matrimonio compartía.

La pareja decidió casarse a principios de año, después de que se conocieran en esta residencia de Almendralejo, donde ambos residíantras llegar desde Higuera de Vargas, el marido, y desde Montijo, la fallecida, dos poblaciones de la provincia de Badajoz. A la boda, celebrada hace sólo una semana, estaba invitado el alcalde de Almendralejo, José María Ramírez, que no pudo acudir, aunque sí representó al municipio la concejala delegada de Servicios Sociales, Esperanza Lozano, que hoy recibía con sorpresa la noticia del asesinato.

La residencia de ancianos es propiedad de la Junta de Extremadura, que es también la encargada de gestionarla, por lo que a primera hora de esta mañana sus ocupantes han recibido la visita del director general de Servicios Sociales, Juan Carlos Campón. La Junta de Extremadura dio a conocer a primera hora el suceso y explicó en un comunicado que la dirección de citado centro avisó sobre las cuatro de la madrugada tanto a los equipos médicos como a la Policía y, tras la llegada del juez de guardia y el forense, sobre las seis y media de la madrugada se procedió al levantamiento del cadáver. 

Según la Consejería de Bienestar Social, la pareja de residentes convivía con normalidad en el centro y participaba habitualmente en las actividades organizadas. La Consejería ha trasladado a esta residencia de Almendralejo a un grupo de psicólogos para atender la necesidades que puedan surgir entre residentes y personal adscrito al centro.