Aluvión de críticas del candidato del PP a Revilla en el debate de la Región

S. R.SANTANDER. El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, acusó ayer al Gobierno regional de «no haber cumplido practicamente ninguno de sus compromisos» después de tres años de legislatura

Actualizado:

S. R.

SANTANDER. El presidente del PP de Cantabria, Ignacio Diego, acusó ayer al Gobierno regional de «no haber cumplido practicamente ninguno de sus compromisos» después de tres años de legislatura, en los que, sin embargo, sí ha demostrado poseer «los peores vicios de la izquierda».

«Son malos gestores, aprovechados, despilfarradores y demasiado amigos de sus amigos», criticó Diego, al tiempo que consideró que los miembros del Ejecutivo «son sectarios y todo lo pretenden tapar con campañas publicitarias». De este modo valoró el presidente de los popopulares cántabros la actuación del Gobierno regional durante «una legislatura perdida», a su juicio, en el transcurso del Debate sobre la Orientación Política del Gobierno.

«Caballos de batalla»

Durante su intervención, Diego fue especialmente crítico con la gestión en materias como Sanidad, Industria y Empleo e Infraestructuras y volvió a denunciar las actuaciones que han sido este año algunos de los «caballos de batalla» del PP en la oposición al Gobierno de coalición PSOE-PRC.

Reprochó al Ejecutivo de Miguel Ángel Revilla la creación de empresas públicas y la existencia de «contratos escandalosos»; el despido de trabajadores «por el hecho de ser ideológicamente próximos al PP»; la declaración de Proyecto Singular de Interés Regional (PSIR) de El Bojar, «en el que un buen amigo de Revilla compra parte de los terrenos»; la contratación de campañas publicitarias, que constituyen «la mayor hoguera de las vanidades»; el «gigantesco pufo de la operación de compra-venta y regalo con dinero público del Racing», y la acción del responsable de Industria, Miguel Ángel Pesquera, al que se refirió, por sus viajes, como «el consejero de Asuntos Exteriores».

«A la cola del producto industrial»

Diego afirmó en su turno que Cantabria se encuentra «a la cola del producto industrial, sin un metro cuadrado de suelo nuevo y con más de 2.000 trabajadores con expediente de regulación de empleo y varias grandes empresas con síntomas preocupantes».

A su juicio, a pesar de este panorama, «en tres años de legislatura» los miembros del Gobierno «no han avanzado nada» en «las dos graves carencias estructurales de la región: suelo industrial y distribución de energía eléctrica» y, en materia de empleo, «ni una sola política innovadora», cuando tiende «hacia la precarización».

Diego consideró que los miembros del Ejecutivo viven «alejados de los verdaderos problemas de los ciudadanos», como la Sanidad, que «ha dejado de ser una prioridad política del Gobierno» porque «se han recortado derechos a los usuarios y tenemos las peores y más escandalosas listas de espera y las mayores demoras conocidas en la historia de la Comunidad».

Qué preocupa a los ciudadanos

Las listas de espera, junto a la finalización de las obras del Hospital Marqués de Valdecilla, con un retraso de tres años», o la construcción del Hospital de Campoo, según el PP, son temas que «preocupan a los cántabros» y no «que los chinos aprendan castellano en Comillas», declaró refiriéndose a la puesta en marcha del denominado «proyecto del siglo».

Diego se refirió a que «no hay una oferta de vivienda protegida en condiciones, con lo que las familias modestas y jóvenes están desesperanzadas de tanta vana promesa», y rechazó que el Ejecutivo pida «prórrogas», especialmente el propio Revilla, que lleva «once años en el Gobierno como responsable directo» de estas políticas, apuntó.

Uno de los apartados en los que Diego se mostró más crítico fue en la gestión de las Consejerías de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Urbanismo. La primera, afirmó, ha estado salpicada «por multitud de escándalos», desde «los contratos propios de la España de Roldán hasta traslados de residuos con nocturnidad y alevosía». «Tampoco se ha cumplido -dijo- ninguno de los compromisos que se asumieron». En cuanto al Plan de Ordenación del Litoral consideró que «huele a chamusquina».

Total apoyo a Zapatero

El presidente del PP autonómico reprochó a Revilla su actitud de «total apoyo» a actuaciones del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, como «las negociaciones con los asesinos de ETA» o «la severa pérdida de fondos que a Cantabria le va a suponer la financiación que implica la reforma del Estatuto catalán». «Es usted el más leal, el más fiel, el más convencido y entregado de los barones socialistas regionales del PSOE», consideró Diego.