José David Baño Lorente, el único detenido por el ataque a Pedro Alberto Cruz hasta el momento - LA VERDAD

El consejero de Murcia agredido recibe el alta hospitalaria y está ya en su casa

Se encuentra anímicamente bien y con ganas de recuperar su actividad normal, aunque tendrá que someterse a controles ambulatorios

murcia Actualizado:

El consejero de Cultura de Murcia,Pedro Alberto Cruz, ha recibido esta mañana el alta hospitalaria tras mantener una evolución favorable y un setado posquirúrgico satisfactorio y se encuentra en su domicilio de la capital murciana, aunque tendrá que someterse a controles ambulatorios, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado. Se descarta que vaya a acudir a Fitur esta semana, como era su deseo. Según han informado fuentes de su gabinete, el consejero agredido se encuentra anímicamente bien y con ganas de recuperar su actividad normal. Cruz, que fue agredido en la tarde del sábado cuando salía de su casa en Murcia por tres personas que le golpearon en la cara con un puño americano, ingresó en el Hospital Reina Sofía ese mismo día para ser intervenido de lesiones en el hueso malar y el suelo orbitario izquierdo. El único detenido hasta el momento por su presunta implicación en esta agresión se encuentra en dependencias policiales, a la espera de su puesta a disposición judicial, que podría producirse no hoy sino mañana. Será el miércoles por la tarde-noche cuando se agote el plazo máximo de detención, de 72 horas, por lo que se baraja que José David Baño Lorente pase a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Murcia el miércoles por la mañana.

Pena de hasta 9 años de prisión

Precisamente, la titular de dicho juzgado abrió ayer unas diligencias previas por un delito de lesiones a tenor de la agresión sufrida por el consejero de Cultura y Turismo; procedimiento sobre el que se ha declarado el secreto de las actuaciones. El único detenido que hay hasta el momento fue multado a pagar 3.001 euros en 2008 por protagonizar incidentes en un estadio de fútbol de Alicante. En cuanto a la pena que procede imponer al agresor, podría oscilar entre los seis y los nueve años de prisión por un delito de atentado que opera jurídicamente en concurso real de delitos con "un delito de lesiones".