en alicante

Detenidas 46 personas por falsificar permisos de residencia a inmigrantes

Entre los arrestados hay un funcionario municipal y un empresario, que cobraban entre 500 y 3.000 euros a cada extranjero

alicante Actualizado:

La Policía Nacional de Alicante ha detenido a 46 personas, entre ellas un funcionario municipal y un empresario, por su presunta implicación en una red que falsificaba permisos de residencia a inmigrantes a cambio de cantidades de dinero que variaban entre los 500 y los 3.000 euros. Este grupo llevaba más de tres años actuando, y se estima que alrededor de 230 ciudadanos extranjeros habrían obtenido el permiso de residencia de manera fraudulenta, han informado hoy fuentes policiales. Las detenciones se han practicado en toda la provincia de Alicante -las dos últimas esta mañana- y entre los arrestados se encuentran un funcionario del Ayuntamiento de Formentera del Segura (Alicante) y un empresario de la también población alicantina de Dolores, de nacionalidad marroquí. Los delincuentes proporcionaban a los solicitantes un certificado histórico de empadronamiento del Ayuntamiento de Formentera del Segura para justificar los tres años de residencia en España y una oferta de trabajo de un año de duración. Para ello, la organización ahora desmantelada contaba con un funcionario de ese consistorio, encargado del padrón de habitantes, y de un empresario del sector agrícola de la localidad de Dolores.

El funcionario encargado del padrón

La investigación comenzó hace tres meses por parte de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras-UCRIF de Alicante al tener conocimiento de la existencia de una gran cantidad de ciudadanos árabes que obtenían la tarjeta de residencia tras presentar en la Oficina de Extranjeros de Alicante un certificado histórico de empadronamiento del municipio de Formentera del Segura. El pasado 19 de febrero, los investigadores identificaron a la persona que proporcionaba los certificados históricos de empadronamiento a cambio de cantidades que variaban entre los 500 y los 3.000 euros, dependiendo de la presencia o no de intermediarios. Esa persona era presuntamente el funcionario encargado del padrón de habitantes del Ayuntamiento de Formentera del Segura, por lo que los agentes procedieron a su detención. En colaboración con el ayuntamiento y su alcalde, la Policía Nacional accedió a la base de datos del padrón de habitantes y comprobó que unas 230 personas habían sido dadas de alta en el padrón en fechas muy posteriores a las que realmente constaba. En una segunda fase de la operación, los agentes identificaron y capturaron a un empresario de Dolores, de nacionalidad marroquí, que realizaba a cambio de dinero ofertas de trabajo, y a una amplia red de intermediarios y colaboradores. Los policías han practicado dos registros domiciliarios, en los que se han incautado de cuantiosa documentación relativa a solicitantes y de certificados formalizados. Los detenidos han sido puestos a disposición judicial y se ha decretado el ingreso en prisión del funcionario del padrón y del empresario que proporcionaba los contratos de trabajo.