Los Alcázares es hoy un auténtico lodazal

La gota fría se resiste a remitir aunque parece que la situación tiende ya a mejorar. Los...

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La gota fría se resiste a remitir aunque parece que la situación tiende ya a mejorar. Los Alcázares es hoy un auténtico lodazal. Los escombros y el barro constituyen el paisaje de esta localidad del mar Menor.Los vecinos están desolados ante un panorama que ya habían padecido recientemente. Sin embargo, los destrozos causados son mucho peores que los de la gota fría de hace tres años. Así que vuelta a empezar de nuevo de cero. Achicar aguas, limpiar viviendas y reconstruir negocios. Las tareas, sin embargo, quedaban interrumpidas este mediodía ante la alarma de una nuevo desbordamiento que ha obligado a nuevos desalojos. Afortunadamente, esta vez las aguas no han bajado con tanta furia como el ayer. En una zona del Mar menor donde apenas hay olas, resultaban imposible distinguir está el límite entre el mar y la tierra. Solo las sombrillas daban la pista de dónde estaba la playa, que hoy continúa desaparecida.-Redacción-