Ana Belén Castejón, la alcaldesa expulsada por el PSOE
Ana Belén Castejón, la alcaldesa expulsada por el PSOE - Pablo Sánchez del Valle

La alcaldesa purgada por el PSOE: «Cómo iba a imaginar que por pactar con el PP me iban a expulsar»

Ana Belén Castejón, primera edil de Cartagena, pide «audiencia» a Ferraz para defenderse ante esta «injusticia»

José Luis Fernández
Actualizado:

El gobierno de concentración en Cartagena -a propuesta del PP- trae dos alcaldesas esta legislatura: Ana Belén Castejón y, en dos años, Noelia Arroyo. El PSOE ha expulsado a sus seis concejales por este acuerdo para frenar al exalcalde independiente José López, reprobado por machismo y pendiente de una causa judicial por violencia y que habría supuesto «un gobierno en minoría de un partido incapaz de pactar, que prefiere la bronca al pacto y que iba a aislar a Cartagena durante cuatro años», según Arroyo.

«Este pacto es sólido porque es un compromiso personal con Cartagena de los 15 miembros del Gobierno. Cartagena necesitaba estabilidad y nosotros firmamos un acuerdo que está por encima de cualquier sigla y por delante de los intereses de los partidos», subraya la vicealcaldesa popular, que se compromete a «desarrollar un acuerdo programático común» que han empezado a elaborar y seguirán en los próximos cuatro años.

Mientras tanto, la socialista coincide en este análisis de Arroyo y espera reconducir su salida del PSOE, «una injusticia».

¿Sorprendida por la expulsión de su partido o lo sospechaba?

Sorprendida, sí, porque una siempre espera que su partido tenga altitud de miras, altura política y cuando ve que en otros puntos del territorio español se han realizado este tipo de pactos, pues no se entiende. Los partidos constitucionalistas, PSOE, PP y Ciudadanos hemos querido parar a aquellos que buscan enfrentar, con su independentismo, un localismo exacerbado, a veces empleando la violencia verbal, incluso denunciados por sus actitudes violentas. Cómo iba a imaginarme que por unirse por encima de siglas, de intereses particulares, por nuestro compromiso territorial, me iba a encontrar así. Tenemos 10 días para recurrir y lo haremos, la gente nos dice que somos un ejemplo a nivel nacional.

¿Aún puede ser reversible?

Espero y deseo que sí, no puedo entender que el PSOE no tenga esa sensibilidad ni tampoco que se quede sin representación por primera vez en Cartagena, que es un polo de crecimiento industrial, no entendería esa estrategia, una cruzada incomprensible para un partido que Gobierna España.

¿Ha tenido contacto con su secretario general, Pedro Sánchez?

No. La competencia en un caso como este la tiene la Ejecutiva Federal, a petición del secretario regional.

¿Puede haber influido la situación nacional? ¿Temía Sánchez un coste político de ver sus siglas alineadas con el PP?

Los ciudadanos, la militancia, la gente... Nos ha pedido este acuerdo de gobierno, ha sido nuestra forma de entender la política, de gestionar para nuestros barrios, calles... La política con mayúsculas y no el politiqueo de este señor de Movimiento Ciudadano, que se ha dedicado a investigar a otros políticos y ha incitado a la violencia. No creo para nada que frenar todo eso tenga un coste político para Pedro Sánchez, al contrario, le valdría para demostrar que el partido estuvo siempre a disposición para elaborar la Carta Magna y para mantener las formas democráticas.

¿El secretario regional ha defendido su expulsión porque usted no consultó a las bases para el pacto, ¿qué le parece el acuerdo en Lorca?

En Lorca o en Mazarrón, por ejemplo, donde el alcalde del PSOE ha pactado con un señor que era antes del PP y ahora está en un partido independiente y tiene una causa judicial pendiente. No lo entiendo.

¿Son conscientes en Ferraz del comportamiento del exalcalde López?

Por eso queremos que nos den audiencia, hemos sido respetuosos y no hemos abierto la boca desde que se inicia el expediente hasta hoy, no publicamos nada en redes, esta situación requería confidencialidad, rigurosidad, discreción. Ahora queremos ir a defendernos, cada territorio tiene su peculiaridad, en Navarra ha habido una alianza de muchos partidos para que no continúe el PP, cada territorio tiene su idiosincrasia. Y queremos explicarlo con los concejales y que se cumplan los estatutos. A mí se me incumplió su palabra: se me pidió que dimitiera de todos mis cargos orgánicos y que no me presentara de candidata y lo hice por lealtad, y al día siguiente me encontré con el expediente. Reconozco que hice una cosa mal: no consulté a mi partido, pero el acuerdo fue in extremis y llegábamos tarde al Pleno. Y se ha hecho todo con seriedad y normalidad.

¿Venganza porque no apoyó a Sánchez frente a Susana Díaz?

Quiero pensar que eso no es ningún motivo, cuando está en juego la gobernabilidad de la segunda ciudad de la Región de Murcia y voy a seguir siendo la mejor embajadora del socialismo en Cartagena.