Los albergues en Úbeda se encuentran desbordados de inmigrantes

Con una temperatura de 6 grados cualquier lugar es bueno para no pasar la noche al raso. "Pasando las...

Actualizado:

Con una temperatura de 6 grados cualquier lugar es bueno para no pasar la noche al raso. "Pasando las noches con mucho frío, sufriendo mucho, por el frío, por la comida" explica un inmigrante. En las galerías comerciales o en los cajeros y con lo poco que les queda. Apenas una maleta y unas mantas para soportar el frío. Es el caso de Erramed. Ha llegado desde Barcelona porque allí no conseguía trabajar, pero de momento tampoco ha tenido suerte. Duerme en la calle con resignación. "Tenemos que aguantar es lo que hay" indica Erramed. Tal es la cantidad de inmigrantes que llegan hasta aquí que los albergues no dan abasto. "No hay plaza para todos", explica una mujer. Los vecinos están acostumbrados ya a esta situación. "Esto es la imagen habitual en Úbeda, en cajeros, en pasajes donde se pueden esconder", indica un vecino. Conviven con los que tienen que vivir en la calle. Conscientes de que es el único techo bajo el que pueden estar.