«Al alba y con tiempo duro de levante...»

A las 6,21 horas toca tierra en el alto de la isla del Perejil el primero de los 28 soldados de las Fuerzas Especiales españolas que han sido enviados para tomar el islote. Han salido algo más de unos veinte minutos antes del sur de la península en 4 helicópteros «Cougar» y están realizando la operación denominada en clave «Romeo Sierra», el código de «Restablecer Statu».

ÁNGEL GARCÍA MORENO
Actualizado:

MADRID. En menos de media hora la situación está controlada. Los seis soldados marroquíes han depuesto sus armas tras ser conminados a ello por las fuerzas españolas y sobre las 7,30 horas la bandera nacional es izada en lo alto por varios soldados. Pero la operación «Respablecer Statu» había comenzado diez horas antes a varios cientos de miles de kilómetros, en el Palacio de la Moncloa, sede de la presidencia del Gobierno.

Martes, a las 21:30 horas: Los integrantes del gabinete de crisis cenan en el Palacio de la Moncloa. En esa reunión-cena del gabinete de crisis, además del presidente del Gobierno, José María Aznar, están el vicepresidente primero Mariano Rajoy, el vicepresidente segundo, Rodrigo Rato, el ministro de Defensa, Federico Trillo, la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio y el ministro del Interior, Ángel Acebes. En la reunión se constata que los esfuerzos diplomáticos para que Marruecos se retire de la isla del Perejil han resultado infructuosos. Se decide entonces llamar a consultas al embajador de España en Marruecos. Además, el presidente del Gobierno da al ministro de Defensa, Federico Trillo, la orden de ejecución de asalto a la isla. Se pone así en marcha la Operación «Romeo Sierra», nombre en lenguaje de trasmisiones de la operación «Restablecer Statu». El Rey es puntualmente informado.

A partir de las 23 horas: El ministro de Defensa da la orden al Jefe del Estado Mayor de la Defensa de poner en marcha la operación. Entra en acción el grupo de Unidades de Proyección de la Flota, al mando del contralmirante Jesús María Bringas Andújar, quien desde el buque de asalto anfibio «Castilla» situado en el Golfo de Cádiz lleva el control y coordinación de las unidades de tierra, mar y aire, que son alertadas para apoyar la operación. Este buque es uno de los mejor dotados de la Armada después del portaaviones «Príncipe de Asturias».

A partir de las cero horas del miércoles: Cuatro helicópteros «Cougar» están preparados para recibir a los 28 soldados de las Fuerzas Especiales que van a participar en la operación. Se trata de 23 soldados del grupo de operaciones especiales con un comandante al frente pertenecientes al Ejécito de Tierra y con base en Rabasa (Alicante) y cinco de infantería de marina con un capitán al frente pertenecientes al Tercio de la Armada de San Fernando (Cádiz). Ambos grupos se agrupan y suben a los helicópteros «Cougar». También están preparados para salir tres helicópteros «Bolkow» BO-105 CBS que desde el aire realizarán la misión de apoyo a las fuerzas cuando estén en tierra. Se preparan también para efectuar desde el aire su misión de apoyo. Los 28 soldados de élite repasan sus informes de inteligencia e instrucciones de operación. Los documentos señalan que en la isla tan sólo hay seis soldados de la infantería de la Marina de Marruecos. Los comandos españoles no tienen información sobre lo que pudiera haber en la cueva de 200 metros que tiene la isla ni dentro de la garita metálica y tiendas de campaña. Tendrán que comprobarlo sobre el terreno. Las instrucciones: una misión totalmente limpia, es decir que no cause bajas en las fuerzas españolas y tampoco bajas ni daños en las de ocupación marroquí

Minutos antes de las 6 horas: De un lugar del sur de la península parten los cuatro helicópteros «Cougar» con los 28 militares de élite y los tres «Bolkow». Tardan algo más de veinte minutos en hacer el trayecto en los helicópteros. La aeronaves han partido, en palabras de Trillo «al alba, con tiempo duro de levante, con fuerte levante de 35 nudos de viento». Operación relámpago.

6:21 horas: Los helicópteros alcanzan el objetivo, es decir la isla del Perejil. Los cuatro helicópteros «Cougar» se sitúan a algo más de metro y medio del suelo y empiezan a dejar en tierra a los soldados de las fuerzas especiales. El primer equipo, de apoyo se sitúa en las posiciones que previamente habían establecido. Mientas tanto, el equipo de acción inspecciona los altos de la isla. Los tres helicópteros «Bolkow» sobrevuelan la isla en labores de apoyo y por si hiciera falta su intervención desde el aire. También saben las fuerzas especiales que unidades de marina y aviones del Ejército del Aire apoyan con distintos medios la operación.

Después de las 6:30 horas: Mientras se desarrolla la inspección por la isla a través de la megafonía de uno de los helicóteros se pide a los militares marroquíes que entreguen sus armas. Estos aceptan la petición y sin intercambio de disparos se retiene a los militares marroquíes que entregan sus armas. Cuatro fusiles Kalasknikov, 2 subfusiles HKMPS y tres aparatos de radio. Los soldados realizan la inspección del resto de la isla, la garita y tiendas de campaña. No ha fallado los informes de inteligencia y en la isla no hay más que los seis militares. Se trata de un ayudante, dos suboficiales y tres soldados.

Pasadas las 7:30 horas: Los soldados españoles izan la bandera nacional en lo alto de la isla. La primera fase de la operación ha concluído sin ningún incidente. La noticia se recibe con satisfacción en el grupo de unidades de proyección de Flota en el Golfo de Cádiz, en el Estado Mayor de la Defensa al mando del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, que tiene la condición de mando estratégico y mando operativo de las Fuerzas Armadas y como no, en Moncloa.

Los soldados marroquíes son tratados dentro del respeto más estricto a las normas humanitarias establecias en las reglas de enfrentamiento (ROE).

8:07 minutos: Efectivos del segundo Tercio de la Legión de Ceuta llegan a la isla a bordo de helicópteros «superpuma». Una vez desembarcados, los militares marroquíes son trasladados en los mismos helicópteros a Ceuta. Las fuerzas especiales también se retiran. La Legión toma el relevo en la isla.

10:00 horas: Los militares marroquíes y su armamento son entregados en la frontera de Ceuta.

11:00: Concluída la operación. unidades navales españolas patrullan en los alrededores de la isla.