Ainhoa Arteta: «Hay que enseñar a los niños lo mucho que nos une y lo poco que nos separa»

La soprano, embajadora de Marca España junto con Edurne Pasabán, Joan Roca, Pablo Isla, Josep Piqué, Cáritas, el Instituto Valenciano de Infertilidad y el Camino de Santiago

MadridActualizado:

La soprano vasca Ainhoa Arteta afirmó ayer que para «tener un país cohesionado territorial y socialmente, en el que la cultura prevalezca por encima de la insolidaridad, hay que potenciar tres cosas: educación, educación y educación». Arteta pronunció estas palabras en la nueva sede del BBVA, en Madrid, tras recibir de manos de los Reyes la acreditación como embajadora honoraria de la Marca España.

Los Reyes entregaron ayer las acreditaciones a los ocho nuevos embajadores honorarios de la Marca España, dos de los cuales son catalanes, otros dos son vascos, otros dos gallegos, y uno valenciano: la alpinista Edurne Pasaban (en la categoría de Deportes), la soprano Ainhoa Arteta (Cultura y Comunicación), el empresario Pablo Isla, que recogió Ramón Renón, (Gestión Empresarial), los cocineros Joan, Josep y Jordi Roca (Turismo y Gastronomía), el Instituto Valenciano de Infertilidad (Ciencia e Innovación), Cáritas España (Acción Social), el Camino de Santiago (Relaciones Institucionales), que recogió Alberto Núñez Feijóo, y al político y empresario Josep Piqué (acreditación extraordinaria).

Estas acreditaciones las concede el Foro de Marcas Renombradas Españolas, que está constituido por cien empresas líderes y los Ministerios de Industria, Economía y Exteriores, entre otras administraciones. El objetivo de las acreditaciones es reconocer públicamente a las personas físicas o jurídicas que con su trabajo contribuyen a mejorar o generar una imagen positiva de España en el exterior.

Papel cohesionador

La soprano Arteta aprovechó su intervención, en nombre de los nuevos embajadores, para destacar «el papel cohesionador de la cultura en un momento como el actual, en el que prima la insolidaridad y la desunión».

«Deberíamos enseñar en las escuelas de los territorios más desarrollados que papá y mamá pagan un poco más de impuestos para que otros niños de territorios menos favorecidos tengan la oportunidad de educarse como ellos». Y el conocimiento del pasado, advirtió, «solamente puede y debe estar tutelado por historiadores de prestigio para subrayar a los niños lo mucho que nos une y lo poco que nos separa». En la enseñanza, dijo, «debería primar lo positivo de los puentes y lo negativo de los muros».

Además, animó a «enseñar a amar el euskera, catalán, gallego y valenciano como algo de todos los españoles, y no sólo propiedad de los ciudadanos de esas comunidades», al igual que alentó a fomentar «el cariño de nuestra lengua común donde hoy se la margina». Según Arteta, «no se necesita romper nada, sería conveniente la elaboración de un proyecto común de educación consensuado, en el que se tuviesen en cuenta factores tan importantes como los señalados».

En el acto también intervinieron el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo; el alto comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros; el presidente del Foro de Marcas Renombradas Españolas y de Freixenet, José Luis Bonet, y el presidente del BBVA, Francisco González.

García-Margallo se refirió a los que «quieren dinamitar España» y reiteró que una Cataluña independiente no sería reconocida por Naciones Unidas ni por la Unión Europea.

Tras presentar a los nuevos embajadores, Espinosa de los Monteros dijo que «esta es la España unida y diversa de la que nos sentimos todos orgullosos». Además, mostró su agradecimiento «a la Princesa de Asturias y a la Infanta Sofía porque, con exceso, les privamos de sus padres ya que son el principal recurso que tenemos».

José Luis Bonet explicó la importancia de «la internacionalización de las marcas sobre el crecimiento económico, sobre la competitividad de nuestras empresas y nuestra economía, sobre la generación de empleo y en la imagen país, cuando esta se asocia a la imagen de nuestras marcas más prestigiosas, sostenibles y solventes». «No se trata de vender más en el exterior, sino de vender mejor y capturando una parte más amplia de la cadena de valor», dijo.

Francisco González reconoció «el enorme esfuerzo del pueblo español que, con su sacrificio y afán de superación», ha hecho posible el crecimiento de España, previsto en un 3,2 por ciento para el próximo año, muy por encima del entorno, según afirmó. Agregó que la Corona ha sido siempre el primer embajador de la Marca España.