Adiós al 1,2,3,4,5,6

23 millones de personas optan por la opción  más fácil, 123456. Sencilla de recordar, pero...

Actualizado:

23 millones de personas optan por la opción  más fácil, 123456. Sencilla de recordar, pero muy peligrosa.  En un milisegundo    los hackers son capaces de arruinarnos la vida digital. Otro error muy extendido es utilizar contraseñas como estas. Con motores de búsqueda sociales las contraseñas caen.  La fecha de la boda, el nombre de los hijos o el día de su nacimiento tampoco valen. Dolor de cabeza necesario para mantenernos seguros.  Vean por ejemplo esta pantalla, son ataques en tiempo real a usuarios como usted. Tampoco vale una misma contraseña para todas las cuentas. Ni compartirla con compañeros de trabajo, el 70 por ciento de las personas lo hacen, ni anotarla. Así que dedíquenle un poco de tiempo. Mínimo 12 caracteres, mayúsculas, minúsculas y símbolos y cambiarla mensualmente.