Un integrante de los CDR que están cortando la Diagonal
Un integrante de los CDR que están cortando la Diagonal - AFP

Activistas de los CDR y Arran cortan la Diagonal hora y media y se emplazan para mañana

Enarbolaban varias banderas esteladas y pancartas en favor de los políticos presos y con los lemas: «Somos y seremos ingobernables», «Tumbemos el régimen» y «Su cena, nuestra miseria»

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Unos 150 activistas de Arran, organización juvenil vinculada a la CUP, y los Comités de Defensa de la República (CDR) han cortado hoy la circulación por la parte alta de la avenida Diagonal, cerca de donde se ha celebrado la reunión entre los presidentes Pedro Sánchez y Quim Torra.

Los activistas han ocupado la calzada de la Diagonal, a la altura del hotel donde se celebra esta noche la cena organizada por la patronal Foment del Treball, en la que participarán Sánchez y Torra.

En ese punto, a escasa distancia del Palacio de Pedralbes, donde desde poco antes de las 19.30 horas se reunían los dos presidentes, unos 150 activistas, según los Mossos d'Esquadra, han cortado el tráfico por la Diagonal, entre gritos de «Libertad presos políticos» e «Independencia».

Los manifestantes enarbolaban varias banderas esteladas y pancartas en favor de los políticos presos y con los lemas «Somos y seremos ingobernables», «Tumbemos el régimen» y «Su cena, nuestra miseria».

«Mañana, más»

Poco después, un cordón de los Mossos ha impedido que avanzasen y los agentes les han ido dirigiendo hacia la acera, para restablecer la circulación por la Diagonal. Minutos más tarde, sin embargo, los manifestantes han vuelto a ocupar la calzada, aunque no han evitado que Sánchez y Torra accedieran al hotel donde se celebra la cena de Foment del Treball, y posteriormente se han replegado de nuevo en la acera, frente a la entrada del edificio.

Hora y media después de desplegarse en la arteria barcelonesa, los CDR han desconvocado las movilizaciones al grito de «mañana más y mejor». Se espera una jornada complicada para las Fuerzas de Seguridad coincidiendo con la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona.