La actividad empresarial creció un 17% en la provincia entre 2003 y 2007 gracias a la construcción

La actividad empresarial creció un 17% en la provincia entre 2003 y 2007 gracias a la construcción

DAVINIA DELGADO. CÓRDOBA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La actividad empresarial en Córdoba y provincia experimentó un crecimiento significativo, en líneas generales, entre 2003 y 2007, antes de que los primeros síntomas de la crisis comenzasen a dar la cara.

Así lo refleja el estudio «Actividades económicas de Córdoba y su provincia», elaborado por la Cámara de Comercio. En concreto, se registró un incremento de un 17% en el número de empresas, al pasar de 48.815 a 57.119; en cuanto a las actividades económicas, el crecimiento fue mayor, de un 28% (67.873 frente a las 87.070 de 2007).

Entre los datos más relevantes del informe, que se actualizará anualmente, destaca el auge de la construcción en todos los municipios de la provincia en el periodo analizado, que se duplicó.

Así, si en 2003 se registraron 6.450 actividades relacionadas con el sector de la construcción, en 2007 el número ascendía a 11.282. Entre 2004 y 2005, el incremento fue más significativo, al pasar de 6.077 a 9.711 actividades vinculadas con el ladrillo.

Fueron años de bonanza económica. De hecho, todos los municipios cordobeses crecieron empresarialmente, siendo Lucena, Priego y La Carlota los que despuntaron sobre el resto.

No obstante, a partir de 2007, el auge de las sociedades comenzó a ralentizarse y llegó a ser negativo en 17 localidades, entre ellas, Bujalance, Baena y Villaviciosa de Córdoba, especialmente.

Otro de los datos relevantes del informe de la Cámara se refiere a la actividad empresarial sobre la población. Así, la capital representa el 40,8 por ciento de los habitantes y, sin embargo, supone el 36,8% del porcentaje de actividad. Las mancomunidades de la Subbética y de la Campiña Sur son las más dinámicas. En el primer caso tenía en el periodo analizado el 15,6% de población y el 17,5% de actividad; en el segundo, el 13,2 y el 17,7, respectivamente.

Entre las menos dinámicas, destacan el Guadiato, con el 4% de población y el 3,5% de actividad, un mal endémico que arrastra esta zona, sobre todo, desde que deja de basar sus recursos en la minería.

Menos bares

Otro de los aspectos que refleja el estudio es la ralentización y caída, en algunos casos, de las actividades relacionadas con el consumo de las familias, entre ellas, el comercio minorista de alimentación, y los cafés y bares a partir de 2007.

En este sentido,las actividades vinculadas a la restauración pasaron de 6.657 en 2006 a 6.398 durante el ejercicio posterior.