El líder de Vox, Santiago Abascal, durante su desayuno informativo en el Club Siglo XXi
El líder de Vox, Santiago Abascal, durante su desayuno informativo en el Club Siglo XXi - EFE

Abascal reprocha que Interior no haya respondido a su solicitud de protección

El presidente de Vox carga contra la «dictadura de los medios progres» y de los radicales de izquierdas. Les culpa de querer «demonizar» a su formación

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha señalado a Podemos como culpable de los ataques que los miembros de su partido han sufrido durante los actos políticos de este fin de semana y anteriormente. La «alerta antifascista» que Pablo Iglesias decretó tras las elecciones andaluzas ha motivado, sostiene Abascal, acciones violentas y «actos de terrorismo callejero».

«Las alertas violentas lanzadas por Pablo Iglesias están detrás de todo lo que está ocurriendo con Vox. No tengo ninguna duda de que eso ha creado un clima verdaderamente peligroso», ha expresado Abascal, durante un desayuno informativo organizado por el Club Siglo XXI de Madrid. En este contexto, el presidente de Vox ha reprochado que le han pedido protección al ministerio de Interior hace unas semanas y que desde el Gobierno de Pedro Sánchez«todavía no han contestado».

A su juicio, la «demonización» de sus militantes y simpatizantes también ha sido alentada por algunos medios de información a los que no dudado en atacar: «Estamos preocupados por la oligarquía mediática, tenemos la preocupación no tenemos la varita mágica para cambiarlo». Eso sí, reclama a la prensa que «sigan insultando» porque «cada vez que lo hacían se lo hacían también a millones de españoles que estaban cerca de nosotros, y seguirán votándonos».

Esta tesis, de hecho, la ha aprovechado más tarde para perfilar su sintonía con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: «Trump ha desafiado a la dictadura de la corrección política y yo me alegro, ha conseguido demostrar que da igual el ataque de los medios de comunicación».

Pese a no tener representación parlamentaria, al presidente de Vox no le ha temblado la voz al asegurar que están dispuesto a «ganar las próximas elecciones».

La financiación iraní

Respecto a la financiación del exilio iraní a Vox en 2014, Abascal se ha expresado que están «absolutamente tranquilos» y se ha remitido a lo expresado por el Tribunal de cuentas. Según fuentes del órgano, una formación extraparlamentaria no tiene que auditar cuentas.

«Lo tendrá que aclarar el tribunal que tiene todas nuestras cuentas, pero nosotros en todo caso no tenemos fondos iraníes, hemos recibido donaciones de personas que pueden ser extranjeras», ha respondido Abascal, que ha insistido una vez más en que no hay irregularidades en sus arcas.

Asimismo, Abascal ha asegurado que esas partidas de dinero surgen «del apoyo que el anterior presidente de Vox (Alejo Vidal-Quadras) dio al exilio iraní, pero son «absolutamente» legales. «Disfrutamos con la desesperación de los medios de comunicación de encontrar algo sucio en el pasado de Vox», ha zanjado .