Imagen de la ofrenda a las víctimas del atentado yihadista en Barcelona, en las Ramblas
Imagen de la ofrenda a las víctimas del atentado yihadista en Barcelona, en las Ramblas - EFE

70 detenidos, 104 presos y 24 condenados por terrorismo yihadista, el balance de 2016

La Fiscalía General del Estado recuerda que necesita más fiscales especializadas para luchar contra el yihadismo

Actualizado:

Un total de 24 personas fueron condenadas por la justicia española por delitos de terrorismo yihadista a lo largo de 2016. Las operaciones policiales y judiciales, sin embargo, provocaron el arresto de 70 detenidos y el encarcelamiento de 104 presos, según los datos de la Fiscalía General del Estado, que este martes ha difundido su memoria de actividades del año 2016, el último año en el que España vivió sin atentados de este tipo de terrorismo desde el 11-M, un paréntesis que rompió la matanza de Barcelona.

En sus memorias, la Fiscalía General del Estado califica al terrorismo yihadista como «la mayor amenaza a la que se enfrentan las democracias occidentales», un desafío que ha provocado el incremento de las investigaciones. Según los datos del cuerpo de fiscales dirigido por José Manuel Maza, las diligencias previas por terrorismo yihadista superaron por primera vez a las del terrorismo etarra, por 173 frente a 142. Las investigaciones por terrorismo representan más de la mitad de las diligencias abiertas por la Fiscalía. En 2016, 324 de las 621 investigaciones abiertas abordaban causas de terrorismo, un 52,17%, un porcentaje superior que en 2015, del 49%. Del total de investigaciones por terrorismo, 173 indagaron en las raíces del yihadismo, 5 más que el año anterior.

A pesar de la ausencia de atentados a lo largo de 2016, la Dirección General de la Policía desarrolló 23 operaciones para desarticular células yihadistas, la mayoría dedicadas a la captación de combatientes. La memoria destaca que la mayor parte de los yihadistas arrestados formaban células de captación, radicalización adoctrinamiento y envío de combatientes a las zonas de conflicto, Siria e Irak, donde los terroristas del Daesh han proclamado un califato que pretenen extener por el mundo por medio del terror.

El Ministerio Público relata que las células terroristas caídas en España habían asumido «completamente el ideario de Daesh, siguiendo en todo momento sus consignas, a través de una poderosa campaña de comunicación y difusión mediática en redes sociales». El terrorismo seguirá siendo la «parcela más importante» a la que la Fiscalía de la Audiencia Nacional dedicará sus mayores esfuerzos.

La Fiscalía General del Estado aprovecha la memoria para expresar su lamento por la necesidad de nuevos fiscales especializados en la lucha contra el terrorismo, una reivindicación insatisfecha. La memoria explica que «es necesario» incrementar su plantilla para afrontar este desafío de la misma manera que han aumentado los efectivos de los servicios antiterroristas, tanto policiales como de inteligencia.

«Esperemos que dichos deseos a lo largo del año judicial que tenemos abierto se conviertan en realidad». La plantilla de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, el órgano competente para investigar el terrorismo, está formada por el fiscal jefe, un tenientes fiscal y solo quince fiscales, además de dos fiscales en comisión de servicios y un fiscal emérito, según recuerda la memoria del 2016.