Nuevo logotipo de la Diputación de la Grandeza de España y Títulos del Reino
Nuevo logotipo de la Diputación de la Grandeza de España y Títulos del Reino - ABC

Los 3.741 títulos nobiliarios de la historia, vigentes y vacantes, se podrán consultar por internet

La Diputación de la Grandeza de España y Títulos del Reino, fundada en 1815, renueva su logo y su denominación

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Nuevo logotipo, nueva denominación, más transparencia y un deseo de ser más útiles a la sociedad. La Diputación Permanente y Consejo de la Grandeza de España, que representa a la nobleza titulada, ha aprobado en su última asamblea ordinaria, celebrada el pasado 25 de marzo, una serie de medidas para renovar esta institución creada en 1815 y adaptarla a los nuevos tiempos, según anunció ayer Enrique Fernández-Miranda, duque de Fernández-Miranda, que hace un año sucedió al duque de Híjar como decano de la Diputación.

A partir de ahora esta institución se llamará Diputación de la Grandeza de España y Títulos del Reino (DGET), un nombre más ajustado a la realidad, ya que desde el año 1999 también representa a los nobles titulados sin grandeza. Además, la institución ha estrenado un nuevo logo con las siglas DGET bajo la corona ducal, que fue presentado ayer en la primera rueda de prensa ofrecida por esta histórica institución.

El Derecho nobiliario, agrupado en el BOE

La Diputación también ha firmado un contrato con la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado para que en su página web aparezca un Código de Derecho Nobiliario, que agrupará por primera vez toda la legislación vigente en esta materia. Desde allí se podrá acceder al Registro de Títulos de la Diputación, que es el elenco de mayor fiabilidad del que se dispone, ya que se encuentra en permanente estado de actualización.

A día de hoy, en la base de datos de la Diputación constan 3.741 títulos nobiliarios y grandezas, de los que 2.830 están vigentes y 911 están vacantes o fueron títulos vitalicios. Esta base de datos permitirá consultar por internet si una persona es realmente la titular legal del título que se atribuye, o si está utilizando indebidamente uno de los muchos títulos que se han ido quedando vacantes a lo largo de la historia. Fernández-Miranda también informó del convenio suscrito por la Diputación con el Consejo General del Notariado con el fin de evitar que los notarios admitan en escrituras, actas notariales y otros documentos, la atribución de títulos nobiliarios que no están reconocidos oficialmente, como ocurrió el pasado verano con el autodenominado «príncipe de Marbella».

Marcas comerciales

Otra de las novedades es la creación de una comisión que asesore a los nobles que quieren utilizar sus títulos como marcas comerciales o cuando un tercero utiliza su título como marca sin permiso.

La Diputación también ha tenido que adaptarse a la nueva normativa de protección de datos, ya que en su archivo almacena información personal muy precisa de los titulares de títulos y grandezas.

Además, el decano informó de las relaciones institucionales que ha mantenido a lo largo del año, entre otras con los presidentes del Congreso de los Diputados y del Senado y con la ministra de Justicia. También se reunió con la Subsecretaria de Justicia y con el consejero de Estado encargado de estudiar los asuntos nobiliarios, para tratar los temas que conciernen a las tres instituciones.

Durante su intervención en la asamblea ordinaria de la Diputación, el decano recordó ante los grandes y nobles que «tenemos la responsabilidad de comprometernos con la defensa activa de la Monarquía Parlamentaria como la forma de Estado consagrada en nuestra Constitución, de comprometernos en su defensa como la forma más equilibrada, profesionalizada y ecuánime de moderar nuestra convivencia y representar a todos los españoles». Además destacó que los 40 años de los reinados de Don Juan Carlos y Don Felipe constituyen «el periodo más largo de democracia, libertad y progreso de la historia de España» y elogió el mensaje del Rey del 3 de octubre de 2017. «Si el Rey es capaz de alzar la voz cada vez que es necesario, nosotros tenemos que salir en su defensa cuando sea preciso», manifestó.